El Presidente de Madagascar y el Secretario General de la CITES solicitan apoyo internacional para poner fin al aumento del comercio ilegal de madera

Únicamente para uso de los medios de comunicación;
no se trata de un documento oficial

 

Comunicado de prensa

El Presidente de Madagascar y el Secretario General de la CITES solicitan apoyo
internacional para poner fin al aumento del comercio ilegal de madera

Ginebra, 4 de abril de 2014 – El Presidente de la República de Madagascar, Su Excelencia el Sr. Hery Marcial Rajaonarimampianina, y el Secretario General de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), Sr. John E. Scanlon, se reunieron en Bruselas el 3 de abril para discutir medidas urgentes para cortar de raíz el comercio ilegal de maderas de Madagascar.

El Presidente de Madagascar, Hery Marcial Rajaonarimampianina, reunido
con el Secretario General de la CITES, John E. Scanlon, en Bruselas

Se están exportando clandestinamente existencias de palo rosa, palisandro y ébano recolectadas ilegalmente en Madagascar, a niveles sin precedentes, usando muchas rutas diferentes. Los informes más recientes han notificado importantes decomisos de 110 toneladas de palo rosa en la República Unida de Tanzanía (por medio de la Operación Cobra II), mientras que otros 1196 troncos ya habían salido de Zanzíbar antes de esta operación. Este ejemplo, entre otros, ilustra la escala masiva de este comercio ilegal.

Al comentar sobre los resultados de la reunión, el Presidente Rajaonarimampianina declaró: “La propuesta de Madagascar de incluir sus poblaciones de palo rosa, palisandro y ébano en el Apéndice II de la CITES fue aceptada por consenso en la 16ª reunión de la Conferencia de las Partes (CoP16, Bangkok, marzo de 2013). Ahora, solicitamos el pleno apoyo de las Partes en la CITES, en particular de los Estados de tránsito y de destino, para ayudar a Madagascar a combatir el comercio ilegal de dichas especies.

Los bosques de Madagascar deberían ser conservados y se deberían utilizar de manera sostenible, responsable y legal. Estoy totalmente comprometido y soy muy firme: se debe poner fin al comercio ilegal de madera. Llamo a los Estados de tránsito y de destino a realizar investigaciones exhaustivas y a, donde proceda, enjuiciar a aquellos involucrados en el comercio ilegal, e insto a todas las Partes a devolver la madera comercializada ilegalmente a Madagascar como dueño legítimo de estos bienes robados. El pueblo de Madagascar debe poder obtener beneficios de su riqueza natural”, añadió.

El Presidente Rajaonarimampianina ya ha tomado medidas para que se movilicen todas las autoridades nacionales de Madagascar pertinentes, desde el Primer Ministro hasta las autoridades locales, a fin de combatir conjuntamente la tala y el comercio ilegales, y está preparado para promulgar todas las medidas legislativas necesarias. No obstante, Madagascar también reconoce los retos que está enfrentando para controlar sus 5.000 km de costas, y solicita apoyo y cooperación internacionales como ayuda para impedir que continúe la exportación ilegal.

El Sr. Scanlon, acogiendo estas medidas con satisfacción, afirmó: “Cuando las Partes en la CITES deciden incluir una especie en los Apéndices, establecen obligaciones jurídicamente vinculantes para todos los Estados de origen, tránsito y destino. Estamos observando un aumento en la madera obtenida ilegalmente que sale de Madagascar, lo que constituye un motivo de grave preocupación para la CITES”.

Añadió: “Se debe examinar detenidamente la validez de las autorizaciones o permisos, así como los supuestos nombres de las especies que se comercializan. Resulta imperativo que todos los Estados en cuestión permanezcan vigilantes para garantizar la legalidad de los envíos de maderas incluidas en los Apéndices de la CITES provenientes de Madagascar”.

En la reunión, el Secretario General de la CITES ofreció, en nombre del Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre (ICCWC), apoyo inmediato a Madagascar por conducto del Consorcio, y recomendó que se desplegase rápidamente un Equipo de apoyo para incidentes relacionados con las especies silvestres (WIST), que sería conducido por INTERPOL, para guiar y facilitar las medidas apropiadas de observancia de ley para el seguimiento. Además, el ICCWC, a través de la Organización Mundial de Aduanas, convocará una reunión de funcionarios de adunas y otros de los Estados de origen, tránsito y destino a fin de acordar estrategias conjuntas para mejorar la cooperación internacional y las respuestas de observancia de la ley apropiadas a fin de cortar de raíz el flujo de madera ilegal de Madagascar. El Presidente acogió con satisfacción el apoyo ofrecido; los socios del ICCWC se reunirán la semana próxima en Bruselas, Bélgica, para determinar el mejor curso de acción.

El Presidente y el Secretario General reconocieron la importancia de realizar auditorías e inventarios de todas las existencias de madera en el país, manifestando aprecio por los esfuerzos al respecto que está realizando Madagascar con asistencia del Banco Mundial.

El Secretario General de la CITES también ofreció a Madagascar apoyo legal y científico, incluida la posibilidad de ofrecer asistencia en el futuro en el marco del programa de la OIMT-CITES. A fines de mayo de 2014 se realizará una visita en misión de la CITES a Madagascar para prestar asistencia en el aplicación de todas las medidas acordadas.

Por último, el Secretario General de la CITES afirmó: “Resulta imperativo que tomemos medidas inmediatas para llevar a la atención mundial la escala masiva y la inmediatez de las amenazas al medio ambiente y la economía de Madagascar que supone este aumento en el robo de sus recursos naturales. Podremos ponerle fin solamente por medio de un esfuerzo colectivo, y la CITES y el ICCWC están respondiendo a la petición de apoyo internacional para poner fin al saqueo de los recursos naturales del país formulada por el Presidente”.

El Presidente Rajaonarimampianina acogió con satisfacción el firme apoyo de la Secretaría y el ICCWC para prestar asistencia a Madagascar para combatir este comercio ilícito de madera, que está destruyendo los bosques del país y debilitando su economía y el estado de derecho.

Antecedentes sobre la inclusión del palo rosa en el Apéndice II de la CITES

En la 16ª reunión (CoP16, Bangkok, 2013), la Conferencia de las Partes en la CITES acordó la inclusión en el Apéndice II de las poblaciones de los géneros Dalbergia y Diospyros de Madagascar, con una anotación que restringe la inclusión a “trozas, madera aserrada y láminas de chapa de madera”.

En la misma reunión, las Partes también adoptaron la Decisión 16.152 sobre las poblaciones de Madagascar de Diospyros spp. y Dalbergia spp. y un Plan de Acción. La rápida ejecución del Plan de Acción de la CITES adoptado por la CITES en marzo de 2013 también resultará crítica para la conservación y utilización sostenible a largo plazo de estas maderas preciosas.

El 13 de agosto de 2013, las Autoridades CITES de Madagascar solicitaron a la Secretaría que publicara un cupo nulo para las exportaciones de maderas de ébanos, palos de rosa y palisandros de Madagascar durante un período de seis meses, hasta el 13 de febrero de 2014. Posteriormente, Madagascar prorrogó su moratoria a la exportación hasta el 14 de abril de 2014. Se aplica a todas las existencias de estas maderas. Conforme al Plan de Acción de la CITES, se debería mantener el embargo hasta que el Comité Permanente haya aprobado los resultados de una auditoría de las existencias y un plan de utilización para determinar qué parte de las existencias se ha acumulado legalmente y puede exportarse legalmente.

La Secretaría CITES se está comunicando con todos los Estados Miembros, socios y posibles donantes para que presten asistencia a Madagascar para proteger su patrimonio natural por medio de la plena aplicación de las medidas de la CITES, incluido el Plan de Acción.

Los socios del ICCWC están intercambiando información y cooperando para brindar asistencia a los países para combatir estos delitos contra los bosques. Se entiende que han desaparecido grandes cantidades de troncos de palo rosa de depósitos situados al nordeste de Madagascar en los últimos meses. Una de las supuestas modalidades que usan los traficantes es sacar los troncos en embarcaciones pequeñas que los transportan a buques más grandes que esperan en alta mar.

LaOperación COBRA II fue organizada por el Grupo Especial del Acuerdo de Lusaka (LATF), China, los Estados Unidos de América, Sudáfrica, la Red para la aplicación de las leyes sobre vida silvestre de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN-WEN) y la Red para la aplicación de las leyes sobre vida silvestre del Sur de Asia (SA-WEN), y fue coordinada por Equipos de Coordinación Internacional con sede en Nairobi y Bangkok. La operación se centró en algunas especies clave que son objeto de comercio ilegal, y permitió realizar una gran cantidad de detenciones así como decomisos de especímenes de muchas especies, tales como guepardo, elefante, rinoceronte, pangolín, leopardo, palo rosa, serpiente, tigre y tortuga, entre otras.

En 2007, el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO inscribió a los Bosques del Atsinanana en la Lista del Patrimonio Mundial. En dos de los seis parques nacionales de este área se está produciendo la recolección ilícita de especímenes de Dalbergia spp. y Diospyros spp. El Comité del Patrimonio Mundial ha recomendado medidas correctivas, que incluyen medidas de aplicación de la ley, de restauración de áreas degradadas y de liquidación de existencias.

Nota a los editores: Para más información, contáctese a Juan Carlos Vasquez en +4179-552 27 32 (móvil), o juan.vasquez@cites.org

Acerca de la CITES

Con 180 Estados Miembros, la CITES sigue siendo uno de los instrumentos más potentes en el mundo para la conservación de la biodiversidad mediante la regulación del comercio de especies de flora y fauna silvestres. Se comercian miles de especies internacionalmente y son utilizadas por las personas en su vida diaria con fines alimentarios, de vivienda, tratamientos de salud, turismo ecológico, productos cosméticos y de moda.

La CITES regula el comercio internacional de más de 35.000 especies de plantas y animales, incluyendo los productos y derivados de las mismas, con el fin de garantizar su supervivencia en el medio silvestre y beneficiar el sustento de las poblaciones locales y el medio ambiente mundial. El sistema de permisos CITES tiene el objetivo de garantizar que el comercio de las especies incluidas en los Apéndices de la CITES sea sostenible, legal y trazable.

La CITES se firmó en Washington D. C. el 3 de marzo de 1973.

Para saber más sobre la CITES, visitewww.cites.org o síganos en:

Acerca del ICCWC

El ICCWC es un esfuerzo de colaboración de las cinco organizaciones intergubernamentales para aportar un apoyo coordinado a los organismos nacionales encargados de la observancia de la ley sobre la vida silvestre y a las redes subregionales y regionales que actúan diariamente en defensa de los recursos naturales. Los socios del ICCWC son la Secretaría de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), INTERPOL, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el Banco Mundial y la Organización Mundial de Aduanas.

La misión del ICCWC consiste en marcar el inicio de una nueva era en la que los autores de delitos graves contra la vida silvestre deberán hacer frente a una respuesta enérgica y coordinada, al contrario de lo que sucede actualmente en que el riesgo de detención y castigo es demasiado bajo.

En este contexto, el ICCWC desempeña fundamentalmente su labor para y con la comunidad de aplicación de la ley sobre la vida silvestre, ya que sus oficiales de primera línea son los que eventualmente llevarán ante la justicia a los responsables de delitos contra la vida silvestre.

El ICCWC busca apoyar el desarrollo de la aplicación de la ley que se basa en políticas sobre recursos naturales sostenibles en el ámbito social y ambiental, tomando en consideración la necesidad de proporcionar medios de subsistencia a las comunidades rurales pobres y marginalizadas.

Para obtener más información sobre el ICCWC, visite http://www.cites.org/esp/prog/iccwc.php