DISCURSO PRONUNCIADO POR EL EXCMO. SR. SUVIT KHUNKITTI, MINISTRO DE RECURSOS NATURALES Y MEDIO AMBIENTE

Saturday 2 October 2004

Excelentísimo señor Primer Ministro Thaksin Shinwatra,
Señor Director Ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente,
Señor Secretario General de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES),
Señor Presidente del Comité Permanente de la CITES,
Excelentísimos señores,
Distinguidos colegas,
Distinguidos delegados,
Señoras y señores,
Les doy la bienvenida al Queen Sirikit Convention Centre. No podía ser más oportuno que una reunión mundial de esta envergadura, que congrega a los responsables de la adopción de decisiones en materia de conservación, se celebre en un centro de congresos cuyo nombre honra a Su Majestad la Reina Sirikit, entregada personalmente a la causa de la conservación de la fauna y flora silvestres y con una larga y destacada trayectoria de apoyo activo a numerosas organizaciones y proyectos de conservación en Tailandia.
Nos sentimos profundamente honrados de poder acoger la 13ª reunión de la Conferencia de las Partes en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), sobre todo, porque se trata de la primera Conferencia de las Partes en la CITES que se celebra en Asia sudoriental. A nuestro juicio, es el reconocimiento de la labor que hemos llevado a cabo en los últimos años para promover la conservación y el uso sostenible de los recursos, no sólo en el marco de Tailandia, sino de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN) en su conjunto.
Distinguidos delegados, señoras y señores,
Con la República Democrática Popular Lao, la última en adherirse a principios de 2004, actualmente los diez países miembros de la ASEAN son Partes en la CITES. Alentada por el compromiso común manifestado por sus miembros hacia la Convención, la ASEAN se prepara para asumir su empresa más importante, a saber, conservar el patrimonio y los recursos naturales de una de las regiones más ricas del mundo en diversidad biológica, y al mismo tiempo, atender a los desafíos de un rápido crecimiento e integración económicos, y promover las aspiraciones sociales de nuestra población en pleno crecimiento.
La CITES es una de los convenios internacionales sobre medio ambiente más eficaces, pues no sólo establece un equilibrio efectivo entre las necesidades de la conservación y del desarrollo, sino que también refleja ese equilibrio en medidas prácticas sobre el terreno.
Tailandia, que es miembro de la CITES desde hace 21 años, está resuelta a prestar su contribución para una aplicación eficaz de las resoluciones de la CITES. Reconocemos la doble necesidad de educar, para sensibilizar acerca de las repercusiones de los delitos contra las especies silvestres, y de promover una observancia efectiva de la legislación.
Para instruir al público acerca de los problemas y alentarlo a que actúe de manera responsable, hemos colaborado con organizaciones no gubernamentales en la emisión de populares programas radiofónicos. Hemos impartido programas de capacitación para todos los grupos pertinentes, acerca de las cuestiones de la conservación y la importancia de las zonas protegidas. Los programas de enseñanza de nuestros centros de educación sobre la naturaleza han logrado también trasmitir eficazmente el mensaje de la conservación a miles de jóvenes tailandeses.
Desde octubre de 2546 (2003) a septiembre de 2547 (2004), nuestra División de Parques Nacionales ha respondido a 518 llamadas relacionadas con casos de tráfico de especímenes ilícitos de especies silvestres. A partir de esa base, se detuvo a 449 personas y se confiscaron 14.017 animales y 12.162 trofeos de animales. Veintidós de esos casos se referían al comercio de marfil ilícito; se confiscaron 8.598 colmillos de elefante y se detuvo a 21 personas.
Desde el punto de vista jurídico, hemos examinado nuestra Ley de Protección de las Especies Silvestres para ajustar y mejorar la legislación aplicable a los autores de delitos contra las especies silvestres.
Deseamos basarnos en estos resultados positivos y confiamos en que en los próximos meses se amplíen significativamente nuestros esfuerzos para lograr una cooperación regional más estrecha en las cuestiones de comercio de especies silvestres, y se asignen suficientes recursos, estructuras y mecanismos para que estos procesos sigan prosperando y evolucionen en beneficio de la fauna y la flora silvestres.
Les damos la bienvenida a Tailandia y les aseguramos que apreciarán la calidez de nuestro pueblo, la riqueza de nuestra cultura y la abundancia de nuestra diversidad biológica.
Confiamos asimismo en que en las dos semanas siguientes aprovecharán la oportunidad para obrar en favor de un proceso ininterrumpido de desarrollo, aplicación y observancia eficaz de la Convención, así como de la conservación de las especies silvestres en el comercio, para las próximas generaciones.
Muchas gracias.