Comunicado de prensa: Los gobiernos proponen nuevas normas comerciales CITES


Unicamente para uso de los medios de comunicación;
no se trata de un documento oficial.



COMUNICADO DE PRENSA

Los gobiernos proponen nuevas normas comerciales CITES para docenas de especies de vida silvestre


Ginebra, 12 de mayo de 2004 – La Secretaría de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) ha acusado recibo de más de 50 propuestas de sus Estados miembros para ajustar las normas que gobiernan el comercio internacional de diversas especies de vida silvestre.

En las propuestas se ofrece información detallada sobre la forma de mejorar la conservación y el uso sostenible del elefante africano, el rorcual menor, el gran tiburón blanco, diversas aves tropicales, árboles y orquídeas, numerosas especies de tortugas, el rinoceronte blanco, dos especies de cocodrílidos, el águila cabeciblanca, varias plantas medicinales y muchas otras especies.

Los gobiernos aceptarán, rechazarán o ajustarán estas propuestas para enmendar los Apéndices de la CITES en una conferencia que se celebrará en Bangkok, del 2 al 14 de octubre. En estos Apéndices se incluyen las especies que están en peligro y cuya importación y exportación se controla mediante un sistema de permisos (Apéndice II) y especies que están amenazadas y que no pueden comercializarse (Apéndice I).

El elefante africano es una especie que por lo general ocupa un lugar preponderante en el orden del día de la CITES. Tras la prohibición decretada en 1989 sobre el comercio internacional de marfil, la CITES ha autorizado varias ventas únicas en 1997 y nuevamente en 2002. Aún no se ha realizado la venta autorizada en 2002 en Botswana (20 toneladas), Namibia (10 toneladas) y Sudáfrica (30 toneladas), pendiente del establecimiento de la información de referencia sobre la caza furtiva y las poblaciones.

Namibia ha presentado en esta ocasión una propuesta para establecer un cupo de exportación anual de dos toneladas de marfil. Namibia y Sudáfrica proponen comercializar el cuero de elefante, además del marfil.

Japón recomienda que las tres poblaciones de rorcual menor se transfieran del Apéndice I al Apéndice II. En la actualidad la CITES prohíbe el comercio internacional de productos de ballena. Madagascar y Australia proponen la inclusión del gran tiburón blanco en el Apéndice II. Hasta hace dos años no había ninguna especie de tiburón en el Apéndice II, cuando se incluyeron el tiburón ballena y el tiburón peregrino.

Sobre las tortugas marinas, las tortugas terrestres y los galápagos se ciernen diversos grados de amenaza alrededor del mundo, y muchas de ellas ya están incluidas en los Apéndices de la CITES. En la actualidad se propone la inclusión de seis nuevas especies en el Apéndice II, a saber, la tortuga de nariz de cerdo, la tortuga cuello de serpiente McCord, la tortuga malaya de concha plana, la tortuga comedora de moluscos, la tortuga asiática de concha blanda y la tortuga del río Fly. Además, se propone la inclusión en el Apéndice I de la tortuga araña de Madagascar.

Entre las especies marinas previstas en el orden del día de la reunión de Bangkok cabe señalar el pez napoleón (un pez de arrecife de gran tamaño y valioso del Indopacífico), el delfín del Irawaddy en Asia sudoriental y dátil de mar del Mediterráneo. En lo que concierne a las aves, se examinarán la cacatúa de moño naranja, el loro corona violeta, el inseparable de Namibia y el azulillo pintado.

En una de las propuestas se recomienda transferir el león del Apéndice II al Apéndice I. En otras propuestas se solicita una moderación de las restricciones comerciales sobre el águila cabeciblanca y el rinoceronte blanco y la introducción de un sistema de permisos. Estados Unidos propone que se suprima el gato montés del Apéndice II.

Tres propuestas versan sobre los cocodrilos. Cuba propone transferir el cocodrilo cubano del Apéndice I al Apéndice II. Namibia desea hacer lo mismo con su población de cocodrilo del Nilo. Zambia, cuya población de cocodrilo del Nilo ya figura en el Apéndice II, solicita ahora un cupo de exportación anual de 548 especímenes silvestres.

Madagascar propone incluir los gecos de cola plana y la serpiente arborícola de color, considerada la serpiente más bella del país, en el Apéndice II de la CITES. Kenya propone incluir en el mismo Apéndice dos especies de víboras.

En las propuestas sobre plantas se proponen requisitos en materia de permisos para el Apéndice II para dos especies de Asia muy valiosas comercialmente, a saber la madera de agar y el ramin, además de una serie de árboles asiáticos pertenecientes al género Taxus. Asimismo, se examinarán una orquídea de Colombia y un cactus de África meridional.

La Secretaría CITES examinará y analizará todas las propuestas y publicará una evaluación técnica y científica inicial, junto con recomendaciones preliminares a principios de junio.

Miles de especies en todo el mundo están en peligro debido a las actividades antropogénicas como la destrucción del hábitat, la caza furtiva, la sobreexplotación y la contaminación. La CITES se adoptó en 1973 para abordar las amenazas generadas por una sola de esas actividades, a saber, el comercio internacional insostenible. Hasta la fecha 166 países se han adherido a la CITES, haciendo que sea uno de los acuerdos más importante de todo el mundo sobre la conservación de las especies y la utilización no perjudicial de la vida silvestre.

Incluso si dejamos de lado la pesca comercial y la industria de la madera, el comercio internacional de especies silvestres es un negocio lucrativo y complejo, estimado en billones de dólares anuales, que afecta a más de 350 millones de especímenes de animales y plantas cada año. El comercio internacional indiscriminado puede conducir ciertas especies de fauna y flora silvestres al borde de la extinción, en particular cuando se combina con la pérdida del hábitat y otras presiones.

La CITES otorga varios grados de protección a unas 30.000 especies de animales y plantas en función de su situación biológica y el impacto que pueda tener sobre ellas el comercio internacional. El Apéndice I contiene menos de 600 especies animales y más de 300 especies de plantas, mientras que el Apéndice II abarca más de 4.100 especies animales y 28.000 especies de plantas – siete veces más de especies de animales y noventa veces más de especies de plantas. El Apéndice III, en el que figuran especies protegidas dentro de los límites de un país miembro, abarca más de 290 especies.

 

Nota a los periodistas: Las propuestas pueden consultarse en www.cites.org. Para mayor información, sírvanse ponerse en contacto con Juan Carlos Vásquez, Telf: +41-22-917-8156 o juan.vasquez@unep.ch, o Michael Williams, Telf. +41-79-409-1528 (cel), +41-22-917-8242 (oficina), o michael.williams@unep.ch.