Los exportadores han de reforzar los controles y promover la pesca sostenible antes de que la CITES pueda publicar los cupos de exportación para 2006


Unicamente para uso de los medios de comunicación;
no se trata de un documento oficial.



COMUNICADO DE PRENSA

Los exportadores han de reforzar los controles y promover la pesca
sostenible antes de que la CITES pueda publicar
los cupos de exportación para 2006

Ginebra, 3 de enero de 2006 – La Secretaría de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) ha anunciado hoy que no puede publicar los cupos de exportación correspondiente a 2006 para el caviar y otros productos de esturión (excepto para la acuicultura) hasta que los países de exportación proporcionen más información sobre la sustentabilidad de sus capturas de esturión.

Los 169 países miembros en la CITES han establecido condiciones estrictas para autorizar las exportaciones de caviar. Los países que comparten stocks de esturión deben llegar a un acuerdo sobre los cupos de captura y exportación basándose en censos científicos de los stocks. Asimismo, deben adoptar una estrategia de conservación regional. Con el acuerdo de los Estados del área de distribución del esturión, en 2004 se establecieron normas más rigurosas para establecer los cupos.

De la información proporcionada en fecha reciente por los países exportadores de esturión a orillas del mar Caspio, del mar Negro/parte inferior del río Danubio y del río Amur en la frontera sinorusa se desprende que la población de muchas de las especies de esturión en esos bancos de pesca compartidos ha sufrido una acentuada disminución. A la Secretaría le preocupa que los cupos propuestos, pese a ser inferiores que en años precedentes, tal vez no reflejen claramente las reducciones de los stocks o no tomen debidamente en consideración la pesca ilegal.

“Los países que deseen exportar productos de esturión de stocks compartidos deben demostrar que sus cupos propuestos de captura y exportación reflejan las actuales tendencias de la población y son sustentables” dijo el Secretario General de la CITES, Willem Wijnstekers. Además, añadió “Para lograrlo, estos países deben también tener en cuenta la cantidad de peces capturados ilegalmente”.

Aunque muchas de las medidas adoptadas por la CITES están destinadas a los países de exportación, los importadores, como la Unión Europea, también tienen importantes obligaciones. Deben garantizar que todas las importaciones son de origen legal, y deben establecer sistemas de registro para sus plantas nacionales de procesamiento y reempaquetado y normas para el etiquetado de caviar reempaquetado. Muchos importantes países de importación aún no han puesto en práctica estas medidas.

El Sr. Wijnstekers dijo que “el régimen CITES para el comercio internacional de caviar y otros productos de esturión es vigoroso y exhaustivo. Es suficientemente fuerte para garantizar que el comercio de productos de esturión es sustentable – pero sólo se si aplican plenamente esas normas. Es preciso que los gobiernos apliquen las medidas que han acordado para garantizar que la explotación de los stocks de esturión es comercialmente y ambientalmente sostenible a largo plazo”.

La Secretaría CITES alberga la esperanza de que los países de exportación proporcionarán los datos de faltan para poder autorizar la reanudación del comercio internacional. Sin embargo, como el sistema de la CITES sólo autoriza que se exporten los productos de esturión durante el año en que fueron capturados y procesados, actualmente no es posible exportar caviar y otros productos de esturión procedentes de los stocks compartidos.

Como los stocks de caviar siguieron disminuyendo durante el decenio de 1990, las Partes de la CITES decidieron incluir en el Apéndice II todas las especies de esturión que aún no se habían inscrito, a partir del 1 de abril de 1998. Desde entonces, todas las exportaciones de caviar y otros productos de esturión deben cumplir con las estrictas disposiciones de la CITES, incluyendo la utilización de permisos y requisitos específicos de etiquetado. Para que se publique el cupo que propone, un gobierno debe demostrar que el comercio no es perjudicial para la supervivencia a largo plazo de la especie.

En 2001, la CITES respondió a los elevados niveles de pesca furtiva y comercio ilegal en el mar Caspio –que representa alrededor del 90% del comercio mundial de caviar– acordando una prohibición temporal. Fueron necesarias amplias deliberaciones y medidas más enérgicas por los Estados del área de distribución antes de que pudiesen acordarse cupos anuales para 2002 a 2005.

Decididos a garantizar la pesca del esturión a largo plazo, muchos Estados del área de distribución están estableciendo piscifactorías artificiales y tomando medidas para atajar la pesca ilegal. Habida cuenta de que el caviar es un producto muy apreciado a escala local en muchos de esos países, deben fortalecer también sus controles sobre el comercio nacional de esturión.


Para mayor información: Sírvase contactar con Juan-Carlos Vásquez: +41-22-917-8156/28 o juan.vasquez@unep.ch; o Michael Williams: +41-79-409-1528 (celular), +41-22-917-8242 (oficina) o michael.williams@unep.ch.