La CITES aborda el comercio de marfil y de madera


Unicamente para uso de los medios de comunicación;
no se trata de un documento oficial.



COMUNICADO DE PRENSA

La CITES aborda el comercio de marfil y de madera

La cría en cautividad de tigres y el comercio ilegal de rinocerontes
ocuparán un lugar destacado en el programa

Ginebra, 14 de julio de 2008 – El elefante, la caoba, el rinoceronte y el tigre ocuparán un lugar destacado en las deliberaciones de la 57ª reunión del Comité Permanente de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) que se celebra en Ginebra, del 14 al 18 de julio. Se espera la asistencia de unos 300 participantes de todo el mundo, incluidos los observadores de las Partes, los organismos intergubernamentales, la comunidad del comercio y las organizaciones no gubernamentales especializadas en la conservación de la vida silvestre y el comercio internacional.

El Comité Permanente de la CITES supervisa la aplicación de la reglamentación del comercio internacional de vida silvestre entre las reuniones de la Conferencia de las Partes de los 173 Estados miembros. Entre otras cosas, el Comité abordará las cantidades de marfil en bruto almacenadas en los países de África meridional aprobados para la exportación y los países de importación autorizados a comprar ese marfil. Asimismo, estudiará la cuestión de la cría en cautividad de tigres en Asia, la caza furtiva de rinocerontes para su uso en medicina tradicional, el origen legal de la caoba explotada en la cuenca amazónica y los niveles de comercio de cerezo africano (Prunus africana), utilizado en el tratamiento del cáncer de próstata.

El Secretario General de la CITES, Willem Wijnstekers, declara que “Es preciso encontrar soluciones innovadoras y audaces para corregir la espiral de disminución de las especies". Añade que "Los líderes del "G8" lo han reconocido esta semana al expresar su compromiso de promover un enfoque cobeneficios que redundará en la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad, al tiempo que reduce el comercio ilícito de vida silvestre, y mejora el interfaz entre las actividades de investigación, el público y los encargados de formular políticas".

"Habida cuenta de que las decisiones adoptadas tendrán un impacto directo sobre la situación de varias especies carismáticas, sus ecosistemas y los medios de subsistencia de las poblaciones rurales pobres que viven con ellas, las soluciones deben fundarse en las mejores pruebas disponibles" añade el Presidente del Comité Permanente, Excelentísimo Embajador Cristian Maquieira, de Chile.

Ventas únicas de marfil

De conformidad con lo adoptado en la reunión de La Haya en 2007, Botswana, Namibia, Sudáfrica y Zimbabwe estaban autorizados a realizar una venta única de todas las existencias gubernamentales de marfil registradas al 31 de enero de 2007. Estos países habían declarado las siguientes cantidades de marfil en bruto: Botswana: 43.682,91 kg, Namibia: 9.209,68 kg, Sudáfrica: 51.121,8 kg y Zimbabwe: 3.755,55 kg, lo que asciende a unas 108 toneladas de marfil.

Entre marzo y abril de 2008, la Secretaría CITES realizó misiones a esos cuatro países para verificar que las existencias declaradas de marfil se habían registrado debidamente antes del 31 de enero de 2007, que eran de origen legal y que los pesos declarados estaban dentro de la gama de variación usual permisible. En cada caso, los resultados de las auditorías fueron satisfactorios.

Cada venta consistirá en un solo envío por destino y solo podrá destinarse a los países respecto de los que la Secretaría CITES ha verificado que cuentan con controles internos adecuados sobre las ventas de marfil. Tras supervisar en varias ocasiones los controles y los mercados de marfil en China, la Secretaría ha determinado que el porcentaje de observancia de China era de 63 % en 2008 en comparación con el 6 % en 2002, cuando se autorizó la venta única inicial. Pese a seguir siendo un posible destino del marfil ilegal, como otros países, China ha alcanzado las normas de verificación requeridas por la CITES para esta venta única y, por ende, puede designarse como un asociado comercial.

El acuerdo sobre el elefante africano concertado en 2007 estipula que una vez que se hayan realizado esos envíos, la CITES no considerará nuevas propuestas de venta de esos cuatro países durante un periodo de nueve años que comenzará cuando se hayan realizado esas ventas.

Cría en cautividad de tigres, origen legal de la caoba y los rinocerontes

El Comité abordará también la controvertida cuestión de la cría en cautividad de tigres. En su reunión de La Haya, la CITES decidió que las poblaciones cautivas deberían limitarse a un número de ejemplares en pro de la conservación del tigre silvestre y no deberían criarse tigres para el comercio de sus partes y derivados. Se ha pedido al Comité que determine como supervisar el cumplimiento de esta decisión y compilar informes de los países que cuentan con instalaciones de cría en cautividad de tigres. Asimismo, tomará nota de las actividades que se están realizando para luchar contra los constantes problemas del comercio ilegal de pieles y huesos de tigre y de otros grandes felinos, como los leopardos.

El Comité examinará los niveles de exportación de caoba de la cuenca amazónica y el origen legal de esa madera. Se estima que los sistemas actuales de verificación de la madera son insuficientes y no ofrecen la credibilidad necesaria. Se están diseñando nuevos sistemas para garantizar que la explotación es sostenible y el comercio es legal.

Los rinocerontes, en particular las poblaciones de la República Democrática del Congo, de la India, Mozambique, Nepal, Sudáfrica y Zimbabwe, se ven afectados por la caza furtiva. La situación es tan crítica en la República Democrática del Congo que los científicos temen que la población haya sido aniquilada. El comercio ilegal de cuernos de rinoceronte parece ser la causa de mayor inquietud; incluye las solicitudes fraudulentas de documentos CITES, el abuso de la caza legal de trofeos y el uso de correos que pasan de contrabando los cuernos de África meridional al lejano oriente de Asia. La Secretaría CITES solicitará el apoyo del Comité a fin de convocar un Grupo de tareas multinacional para abordar este problema.

Además el Comité identificará indicadores para una nueva visión estratégica de la CITES, considerará los resultados de los cuatro exámenes de las políticas sobre el comercio de fauna y flora silvestres en Madagascar, Nicaragua, Uganda y Viet Nam, y estudiará las relaciones entre la aplicación de las medidas de vida silvestre y los medios de subsistencia de las poblaciones rurales. Por último, considerará los sistemas de concesión electrónica de permisos para autorizar una reglamentación más eficaz del comercio internacional de vida silvestre.

Nota a los periodistas: Para mayor información, pónganse en contacto con Juan Carlos Vásquez en +41 22 917 8156 ó 41793786540 o juan.vasquez@cites.org.

Para acceder a los documentos oficiales y otra información, véase: http://www.cites.org/eng/com/sc/57/index.shtml
Para consultar la lista de los miembros del Comité, véase: http://www.cites.org/eng/com/sc/member.shtml

Las fotos de las misiones de verificación del marfil pueden obtenerse previa solicitud.

 

 Si desea leer anteriores comunicados de prensa, vaya a Archives.