China aumenta los procesamientos reaccionando al comercio ilegal de marfil de elefante

Ginebra,  29 de noviembre de 2013 – Recientemente, ocho ciudadanos chinos han sido declarados culpables y condenados de 3 a 15 años de prisión en la provincia oriental china de Anhui por el contrabando de un total de 3,2 toneladas de marfil entre 2010 and 2012, según un comunicado de prensa de la Autoridad Administrativa CITES de China. Todo el marfil fue comprado en un sitio web de subastas y enviado a China por correo, declarado falsamente como botes de pinceles de caligrafía o tuberías de aguas residuales. Los artículos fueron luego ofrecidos a la venta en línea a posibles compradores en China. Además de los 15 años tras las rejas, al autor principal también se le ordenó entregar sus 3 millones de yuan (unos 500.000 USD) en efectivo. [¿Significa simplemente que se le impuso una multa de 3 millones de yuan?]
 
En un caso muy similar en la vecina provincia de Zhejiang, utilizando los mismos medios y ruta de contrabando, 10 personas fueron condenadas a penas de prisión de 6,5 a 15 años. A principios de este año, tres ciudadanos chinos de la provincia de Fujian fueron condenados a penas de prisión de 7 a 15 años por el contrabando de 7,7 toneladas de marfil de África. Más recientemente, el 8 de noviembre de 2013, el Tribunal Supremo de la provincia meridional china de Guangdong confirmó la sentencia del “tribunal de primera instancia” en un caso de contrabando de marfil, como resultado del cual dos contrabandistas de marfil  pasarán 12 y 14 años en la cárcel por el contrabando de 1,04 toneladas de marfil.
 
Los procesados y condenados por delitos relacionados con el marfil no intervinieron necesariamente de forma directa en el contrabando, sino que, en algunos casos, participaron en el comercio ilegal de marfil en China.
 
A comienzos de este mes, un ciudadano chino fue condenado a 10 años de prisión en Beijing por pedir dos colmillos de marfil enteros y 168 pequeñas tallas de marfil en la provincia de Guangdong, aunque dijo que eran para su propia colección.
 
Los informes del Tribunal Supremo de China revelan muchos otros ejemplos de personas que compran, venden o transportan marfil sin la debida documentación expedida por las autoridades de vida silvestre que están siendo condenadas a penas de prisión, a pesar de que las cantidades de marfil intervenidas suelen ser relativamente pequeñas. Estos procesamientos envían el mensaje de que los riesgos de graves sanciones no se detienen en la frontera.
 
Estos son sólo algunos ejemplos del creciente número de procesamientos relacionados con el marfil en China. Según el Tribunal Supremo de China, cerca de 700 personas fueron juzgadas en los 10 últimos años, con condenas subsiguientes por su participación en delitos contra la vida silvestre, que van de 3 años a la cadena perpetua. El tribunal afirmó que los delitos relacionados con el marfil representaron más de la mitad de estos casos en los últimos años.
 
Comentando el aumento del número de procesamientos en China, el Sr. John E. Scanlon, Secretario General de la CITES, declaró que “los esfuerzos realizados en China para llevar a los tribunales a los delincuentes que intervienen en el comercio ilegal de marfil son muy alentadores. Las fuertes sanciones que están imponiendo los tribunales chinos envían un claro mensaje a las personas que participan en este comercio ilegal y sirven de disuasión a otros”.
 
El Dr. Meng Xianlin, Director General Ejecutivo de la Autoridad Administrativa CITES de China, declaró que “las importantes incautaciones de marfil pasado de contrabando en China (incluida la RAE de  Hong Kong) muestran los enormes esfuerzos realizados por el país para combatir el comercio ilegal de especies silvestres. Sin embargo, la incautación no es el final de la historia, y estamos trabajando para llevar ante la justicia a un número cada vez mayor de delincuentes. China espera trabajar aún más estrechamente con todos los países de origen, tránsito y destino para combatir el comercio ilegal de marfil. Sólo podemos luchar contra la delincuencia eficazmente si todos cooperamos. Juntos podemos ganar esta lucha.”
 
“La alta rentabilidad del comercio ilegal de especies silvestres es un factor clave de la caza furtiva y la demanda de marfil. Tiene que haber más posibilidades de detección, detención y procesamiento y las sanciones deben ser realmente fuertes. Ante el gran aumento actual de la caza furtiva y del comercio ilegal de marfil debe haber muchos más procesamientos y condenas, y esta reciente evolución en China y en otros lugares a lo largo de la cadena de suministro ilegal es un claro paso en la dirección correcta”, agregó John Scanlon. 
 
-----------------------------------------------
 
 
   El derecho penal de China para combatir los delitos contra la vida silvestre es uno de los más estrictos del mundo. Aunque China abolió la pena de muerte por el contrabando de especies en peligro de extinción hace dos años, quienes participan en el comercio ilegal de especies silvestres en el país son condenados a penas muy severas, incluida la máxima de cadena perpetua.
 
China desempeña cada vez más actividad en la observancia de la ley de vida silvestre, y en particular de la ley relacionada con el marfil. El Grupo Nacional Interinstitucional de Colaboración para la Observancia de la CITES (NICECG), que se creó hace dos años, ha desempeñado una función vital en el mejoramiento de la colaboración entre los organismos gubernamentales pertinentes en la aplicación y observancia de la CITES en todo el país. A principios de este año, China encabezó la “Operación Cobra”, la primera operación de observancia de la ley de vida silvestre intercontinental, llevada a cabo por la policía, funcionarios de aduanas y de vida silvestre, con la participación de 21 países de África y Asia.