El ITC y la CITES se alían para apoyar los medios de vida de las comunidades rurales pobres

El ITC y la CITES se alían para apoyar los medios de vida
de las comunidades rurales pobres

El Centro de Comercio Internacional (ITC, por sus siglas en inglés) y la Secretaría de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) han acordado hoy colaborar para ayudar a los países a aumentar los beneficios para los medios de vida de las comunidades rurales que participan en el comercio mundial de especies silvestres. Esta iniciativa aunará los competencias de dos órganos de las Naciones Unidas para conseguir entender mejor los mercados internacionales de productos tales como las pieles exóticas, las plantas medicinales, las fibras naturales, las maderas preciosas, etc. Se espera que esta colaboración consiga reducir la creciente brecha de información entre recolectores, productores, autoridades, vendedores y consumidores desarrollando mapas y análisis detallados de la dinámica de las cadenas de valor para determinadas especies incluidas en el Apéndice II de la CITES.

La utilización de la biodiversidad mediante la extracción de plantas, animales y madera del medio silvestre para distintos usos (medicinas, combustible, etc.) es crucial para el sustento de millones de personas en todo el mundo. Esta dependencia hace que dichas poblaciones sean muy vulnerables a los impactos de la degradación de los ecosistemas, el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

Arancha González, Directora Ejecutiva del ITC, manifestó lo siguiente: “Los mercados transparentes y bien reglamentados deben desempeñar un papel importantísimo en la supervivencia de las especies de fauna y flora silvestres. Esta colaboración potenciará los esfuerzos del ITC para desarrollar modelos de comercio que generen incentivos para que las comunidades y las pequeñas y medianas empresas utilicen y comercialicen productos y servicios de la biodiversidad de forma sostenible.”

John E. Scanlon, Secretario General de la CITES, afirmó: “Esta alianza con el ITC nos ayudará a apoyar a los países a trabajar de forma transparente con colaboradores en toda la cadena de valor para maximizar los beneficios del comercio legal, sostenible y trazable de especies incluidas en los Apéndices de la CITES para las comunidades rurales y particularmente para apoyar la erradicación de la pobreza. También permitirá a los países garantizar la conservación de las especies incluidas en los Apéndices de la CITES y la obtención de beneficios para las comunidades rurales a través del comercio bien reglamentado de las especies silvestres.”

El ITC trabajará con la CITES para desarrollar modelos de comercio legal, sostenible y trazable que utilicen incentivos económicos para promover una gestión y un aprovisionamiento responsables para las especies incluidas en el Apéndice II ENLACE: http://www.cites.org/eng/app/appendices.php). Ambos organismos facilitarán la realización de actividades de capacitación para que las comunidades rurales pobres gestionen sus recursos de forma sostenible y realizarán estudios sobre cadenas de valor a escala mundial para productos y servicios basados en la biodiversidad.

Se otorgará una importancia especial a apoyar las actividades de análisis y capacitación durante el período previo a la 17ª reunión de la Conferencia de las Partes en la CITES, que tendrá lugar en Sudáfrica en 2016.

El ITC es la agencia conjunta de la Organización Mundial del Comercio y las Naciones Unidas. Ayuda a pequeñas y medianas empresas en países en desarrollo o con economías en transición a ser más competitivas en los mercados mundiales, contribuyendo a un desarrollo económico sostenible en el marco del programa de la iniciativa Aid for Tradey de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.