La Secretaría CITES acoge con satisfacción la Declaración de Londres sobre el Comercio Ilegal de Vida Silvestre

Únicamente para uso de los medios de comunicación;
no se trata de un documento oficial.

 

COMUNICADO DE PRENSA

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclama el 3 de marzo como
el Día Mundial de la Vida Silvestre

Representantes de alto nivel de 46 países adoptan por aclamación la Declaración de Londres
sobre el Comercio Ilegal de Vida Silvestre.

Ginebra, 14 de febrero de 2014 – La Conferencia de Londres sobre el Comercio Ilegal de Vida Silvestre, organizada por el Gobierno del Reino Unido y la Familia Real Británica los días 12 y 13 de febrero, reunió a representantes de alto nivel de 46 países y 11 organizaciones internacionales en Londres para inyectar un mayor compromiso político de alto nivel en las iniciativas para combatir los delitos contra la vida silvestre.

El Sr. William Hague, Secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, que ocupó un lugar en el podio junto a SS. AA. RR. el Príncipe Carlos, el Príncipe Guillermo y el Príncipe Harry, declaró en la apertura de la Conferencia: “No es exagerado decir que enfrentamos una crisis sin precedentes: el año pasado, se mataron decenas de miles de elefantes, más de un millar de rinocerontes perdieron la vida a manos de la caza furtiva y el tráfico, y los tigres y muchas otras especies están sujetas a una amenaza aun mayor. Pero no se trata solamente de una crisis ambiental: ahora enfrentamos una industria delictiva mundial, equiparable al tráfico de drogas o de armas y la trata de personas”.

CITES Secretary General John E. Scanlon < /br> The London Conference on the Illegal Trade in Wildlife 2014
John Scanlon, Secretario-General

El Sr. Hague dijo: “Reconoceremos que la CITES es un arma fantástica para combatir el comercio ilegal de vida silvestre. Es el único órgano que reúne a toda la comunidad internacional en torno a este tema. Su fortaleza reside en que es universal”.

El Príncipe Carlos dijo a los delegados: “Hoy, están abriendo un nuevo camino reuniéndose y comprometiéndose, a altos niveles que no se habían visto nunca antes en una conferencia sobre este tema, a tomar medidas urgentes para poner un freno a este comercio ilegal, que se ha convertido en una grave amenaza no solo para la fauna y flora silvestres y las personas que las protegen sino también para la seguridad de las naciones”.

Los líderes políticos, entre los que se incluyeron los presidentes de Botswana, el Chad, el Gabón y la República de Tanzanía, reconocieron la importante escala y las consecuencias económicas, sociales y ambientales perjudiciales del comercio ilegal de vida silvestre.

Los 46 países representados en la conferencia adoptaron la Declaración de Londres por aclamación, haciendo un llamamiento para que se adopten otras medidas para erradicar los mercados para los productos ilegales de fauna y flora silvestre, se garantice que existan instrumentos jurídicos disuasivos eficaces, se fortalezca la observancia de la ley y se brinde apoyo a los medios de vida sostenibles. Se comprometieron a aportar más recursos para aplicar estas medidas y evaluar los progresos logrados en el cumplimiento de estos compromisos políticos durante los próximos 12 meses y posteriormente.

El Secretario General de la CITES, John E. Scanlon, al dirigir la palabra a la conferencia, hizo hincapié en que rasgos humanos tales como la codicia, la ignorancia y la indiferencia estaban impulsando el comercio ilegal de vida silvestre. El Sr. Scanlon subrayó que el enfoque de colaboración adoptado por la CITES, que se centra en cómo las Partes podrían colaborar en los Estados de origen, tránsito y destino para resolver los problemas más que en atribuir culpas. “Los beneficios de trabajar juntos de manera constructiva y pragmática se hicieron evidentes esta misma semana cuando se divulgaron los resultados de la Operación Cobra, una muy exitosa operación de colaboración entre 28 Estados de Asia, África y América del Norte”, afirmó Scanlon.

“Sabemos qué debe hacerse, tal como se ha reflejado en las decisiones adoptadas en el marco de la CITES y en muchos otros foros. Acogemos con satisfacción la Declaración de Londres y el nivel de compromiso que se ha demostrado aquí en Londres. El mayor impulso que genera esta reunión, junto con el espíritu de adoptar un enfoque de colaboración para combatir el comercio ilegal de vida silvestre, nos permiten tener la esperanza de poder revertir las perturbadoras tendencias actuales”, añadió.

Botswana anunció que organizará en 2015 una reunión de seguimiento de alto nivel para debatir acerca de los progresos logrados en la lucha contra el comercio ilegal de vida silvestre.

Información de antecedentes sobre el tráfico de vida silvestre

Los niveles de caza furtiva han aumentado en todas las subregiones de África, mientras que África Central continúa registrando los niveles más altos de matanza ilegal de elefantes entre todas las subregiones de África y Asia. Los guardabosques a cargo de la vida silvestre que prestan servicios en la primera línea se ven a menudo, literalmente, superados en armamento. Los delitos contra la vida silvestre se han convertido en una seria amenaza para la seguridad, la estabilidad política, la economía, los recursos naturales y el patrimonio cultural de muchos países. La magnitud de la respuesta necesaria para abordar esta amenaza de manera eficaz a menudo está fuera de las competencias de los organismos de observancia de las leyes sobre medio ambiente o vida silvestre, o incluso de un país o una región por sí solos.

 

Más información sobre la conferencia:

Lea más acerca de los delitos contra la vida silvestre:

El Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre (ICCWC)

Las Naciones Unidas sobre los delitos contra la vida silvestre

La Secretaría CITES sobre los delitos contra la vida silvestre

Nota a los redactores:Para más información, pónganse en contacto con Juan Carlos Vásquez, en el teléfono +41 22 917 8156, o por correo electrónico juan.vasquez@cites.org.

Acerca de la CITES

Con 179 Estados Miembros, la CITES sigue siendo uno de los instrumentos más potentes en el mundo para la conservación de la biodiversidad mediante la regulación del comercio de especies de flora y fauna silvestres. Se comercian miles de especies internacionalmente y son utilizadas por las personas en su vida diaria con fines alimentarios, de vivienda, tratamientos de salud, turismo ecológico, productos cosméticos y de moda.

La CITES regula el comercio internacional de más de 35.000 especies de plantas y animales, incluyendo los productos y derivados de las mismas, con el fin de garantizar su supervivencia en el medio silvestre y beneficiar el sustento de las poblaciones locales y el medio ambiente mundial. El sistema de permisos CITES tiene el objetivo de garantizar que el comercio de las especies incluidas en los Apéndices de la CITES sea sostenible, legal y trazable.

La CITES se firmó en Washington D. C. el 3 de marzo de 1973.

Para saber más sobre la CITES, visite www.cites.org o síganos en:

www.facebook.com/CITES
www.twitter.com/citesconvention
www.youtube.com/citesvd
www.flickr.com/cites