Conferencia de expertos sobre el Enfoque de la UE para combatir el tráfico de especies silvestres

 

Conferencia de expertos sobre el Enfoque de la UE para combatir el tráfico de especies silvestres

John E. Scanlon

Secretario General de la CITES

Bruselas, 10 de abril de 2014

Comisionado Potočnik, Comisionado Malmström, distinguidos huéspedes, amigos y colegas:

La Unión Europea, sus Estados miembros y su Comisión han respaldado desde siempre a la CITES con decisión, brindando apoyo sustantivo, político y financiero.

El Parlamento Europeo, y sus comisiones, también han expresado un profundo interés en los asuntos relacionados con la CITES, tal como demostró recientemente el Parlamento pormedio de su resolución sobre los delitos contra la vida silvestre.

Haga clic aquí para ver el mensaje en video

El mundo ha confrontado el tráfico de especies silvestres durante decenios. Sin embargo, en los últimos años, hemos visto un grave aumento en la escala de esta actividad ilícita así como un cambio en su índole.

Resulta claro que la dinámica de esta delincuencia altamente destructiva ha cambiado y, por ende, debe cambiar nuestra respuesta, a fin de garantizar que esta sea conmensurable con la escala, naturaleza e inmediatez del riesgo que el tráfico de especies silvestres plantea actualmente para las plantas y los animales silvestres, las personas, la seguridad y las economías.

La noticia positiva es que, en los últimos años, ha habido una toma de conciencia mundial en todos los niveles políticos y en muchos organismos acerca de las graves amenazas que representa el tráfico de especies silvestres; y la Unión Europea ha sido una parte esencial de este esfuerzo colectivo.

En la 16ª Conferencia de las Partes en la CITES, celebrada en Bangkok en marzo del año pasado, fuimos testigos de niveles sin precedentes de cooperación internacional para combatir el tráfico de especies silvestres con un poderoso conjunto de resoluciones y decisiones aprobadas por consenso, cuya aplicación y examen ya están en curso.

El Comité Permanente de la CITES, que también actúa como principal órgano de cumplimiento de la CITES, supervisará de cerca los progresos logrados en la aplicación de estas medidas concretas, que tienen plazos específicos.

En la CoP de la CITES vimos un cambio, de buscar a quién atribuir culpas a encontrar nuevas formas pragmáticas de trabajar juntos para resolver el problema, trabajando en los Estados de origen, tránsito y destino, haciendo cada Estado su parte para intensificar el esfuerzo continuo de observancia que se requiere y poner fin a esta actividad ilícita.

Creo que es justo decir que sabemos qué debe hacerse; ahora, debemos actuar y hacerlo, y en un lapso breve.

En el tiempo de que dispongo hoy, basándome en los resultados de la CoP de la CITES, desearía alentar a la Unión Europea a centrarse en tres cuestiones clave que se han definido de manera amplia:

-   en primer lugar, los delitos contra la vida silvestre se deben tratar como delitos graves, conforme a la definición establecida por la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Transnacional Organizada. La Unión Europea continúa siendo un importante mercado para el tráfico de especies silvestres y atrae a grupos delictivos organizados altamente especializados que sirven a un mercado de nicho. La fuerza de una cadena se mide por su eslabón más débil, y los delincuentes explotarán el punto más débil de entrada a la UE; por lo tanto, se debe armonizar una respuesta reforzada en todos los Estados miembros de la Unión Europea.

-   en segundo lugar, al combatir el tráfico de especies silvestres, los Estados deben aplicar las mismas técnicas que se utilizan para combatir otros delitos graves, tales como operaciones encubiertas, entregas controladas, uso de tecnología forense moderna y decomiso y recuperación de activos. Los jefes que están detrás de estos graves delitos deben sentir toda la fuerza de la ley; a esos efectos, se requerirá que los Estados apliquen todo tipo de técnicas, combinadas con capacidad para imponer sanciones graves.

-   en tercer lugar, se deben desplegar esfuerzos coordinados a lo largo de toda la cadena de observancia y la cadena de suministro ilícito. También en este caso, la solidez del esfuerzo de observancia dependerá del eslabón más débil. Dentro de los Estados miembros de la UE, y entre estos, debe haber un esfuerzo concertado entre los investigadores, las Aduanas, la policía, los fiscales y el poder judicial, señalando la excelente labor en curso en Europol y Eurojust. Además, se deben establecer relaciones de trabajo estrechas entre las autoridades de observancia de toda la cadena de suministro ilícito (países de origen, tránsito y destino), compartiendo información de inteligencia y forense a través de canales seguros.  

Hay quizá tres factores subyacentes que apoyarán estos esfuerzos:

-   En primer lugar, debe haber apoyo del más alto nivel político tanto dentro como fuera de la Unión Europea. Alemania, junto con el Gabón, Francia y, más recientemente, el Reino Unido, han organizado eventos políticos destacados que han generado un importante impulso y apoyo político. Entre estos, la Unión Europea ha recurrido a sus canales diplomáticos para dar relevancia a este problema en la agenda política, y esperamos que este esfuerzo diplomático se mantenga y, posiblemente, se profundice aún más.

-   En segundo lugar, se requiere más apoyo financiero de fuentes múltiples, señalando que las repercusiones sociales, ambientales, económicas y de seguridad de esta actividad ilícita y sus posibles vínculos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible deberían abrir nuevas fuentes de financiación, reconociendo al mismo tiempo a la Unión Europea por el apoyo financiero que ya está proporcionando, incluso al Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre y a los programas MIKE y MIKES, que ha evolucionado de supervisar a reducir al mínimo la matanza ilegal de especies amenazadas.

-   Finalmente, debemos dar un salto cuántico en el uso de las tecnologías modernas para aplicar la CITES y combatir el tráfico de especies silvestres, señalando que la Secretaría CITES está brindando apoyo al sector privado para crear un fondo de inversión de impacto para invertir en tecnologías nuevas e innovadoras y llevarlas al mercado.

Se ha hablado acerca de una posible resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Una resolución de esa índole debería basarse en el excelente cuerpo de resoluciones de la Comisión de Prevención del Delito de las Naciones Unidas y que luego fueron adoptadas por la ECOSOC, así como los resultados de Río+20, las Conferencias de las Partes en la CITES y la resolución reciente de la Asamblea General de las Naciones Unidas por la que se declaró el 3 de marzo como Día Mundial de la Vida Silvestre.  

Para concluir, permítanme disculparme por no haber estado con ustedes en persona, pero compromisos anteriores me han llevado al Hemisferio Sur. No obstante, me complace que nuestro Jefe de Apoyo a la Observancia, Ben Janse van Rensburg, esté allí con ustedes.

Ofrecemos a la Unión Europea nuestro pleno apoyo en esta empresa, y expresamos nuestro profundo aprecio por su fuerte apoyo continuo a la CITES.

Muchas gracias.