La exposición Wild and Precious viaja de Bangkok y Shanghai a Beijing y Nairobi

Únicamente para uso de los medios de comunicación;
no se trata de un documento oficial.

COMUNICADO DE PRENSA

La exposición Wild and Precious viaja de Bangkok y Shanghai a Beijing y Nairobi 

Nairobi, 20 de junio de 2014 — Serpientes de colores brillantes, elefantes magníficos y simios icónicos son algunas de las especies de fauna representadas en la Exposición “Wild and Precious” en aeropuertos internacionales, inaugurada hoy en Nairobi, Kenya.

La Exposición se concibió originalmente para celebrar el 40º aniversario de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y se presentó en la 16ª reunión de la Conferencia de las Partes en la CITES en Bangkok, el 3 de marzo de 2013.

Tras la Conferencia, el PNUMA firmó un Memorando de Entendimiento con Shanghai, China, en apoyo de la campaña de reducción de la demanda de especies silvestres. Como resultado de este acuerdo, Wild and Precious se mostró luego en cinco estaciones de metro del centro de la ciudad. Poco tiempo después, la exposición se instaló también en el Aeropuerto Internacional Beijing Capital.

Hoy, gracias a la generosidad de la Autoridad Aeroportuaria de Kenya, la Exposición se muestra en el Aeropuerto Internacional Jomo Kenyatta de Nairobi, Kenya, con ocasión de la primera Asamblea de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente (UNEA). 

“El furtivismo y los delitos contra la vida silvestre se encuentran en su nivel más alto en décadas. Nos entusiasma poder ofrecer el Aeropuerto Internacional Jomo Kenyatta como un lugar de exposición especial, en particular durante este evento histórico, en el que se reunirán en Kenya, sede del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, ministros de 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas, así como otros grupos de interesados para proporcionar liderazgo sobre política ambiental mundial”, dijo la Sra. Lucy Mgubua, Directora Ejecutiva de la Autoridad Aeroportuaria de Kenya.

Wild and Precious es la primera iniciativa de concienciación en colaboración entre el PNUMA, la Fundación GoodPlanet (una ONG francesa fundada por Yann Arthus-Bertrand, fotógrafo y Embajador de Buena Voluntad de Naciones Unidas) y la CITES. La Exposición en Nairobi también apoya la labor del Servicio de Vida Silvestre de Kenya, que está a la delantera de los esfuerzos contra el furtivismo y el tráfico ilegal en Kenya.

Siete de los fotógrafos de naturaleza más renombrados del mundo, entre los que se incluyen Laurent Baheux, Sandra Bartocha, Heidi y Hans-Jurgen Koch, Mark Laita, Brian Skerry y Yann Arthus-Bertrand, han participado en la iniciativa. 

“Conservar nuestras especies más preciosas en el medio silvestre se encuentra al alcance de nuestro poder colectivo. Por medio de la exposición Wild and Precious estamos aumentando la concienciación de los consumidores acerca del efecto que sus decisiones diarias pueden tener en la vida silvestre y en las personas”, dijo John Scanlon, Secretario General de la CITES, añadiendo que “por medio de opciones informadas de los consumidores podemos causar un gran impacto en la supervivencia de las especies en el medio silvestre y en los medios de vida de las comunidades rurales”.

“El aumento de los delitos contra la vida silvestre en Kenya y otras partes de África es una cuestión que causa preocupación a nivel mundial y que afecta a muchas regiones del mundo. Las ganancias provenientes del alto precio del marfil de elefante y los cuernos de rinoceronte se están vinculando con redes delictivas involucradas en tráfico ilegal de drogas, tala ilegal y trata de personas, según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito”, dijo Achim Steiner, Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas y Director Ejecutivo del PNUMA. 

En mayo del año pasado, la actriz cinematográfica y Embajadora de Buena Voluntad del PNUMA Li Bingbing, una de las personas célebres más populares de China y estrella en ascenso en Hollywood, visitó Kenya para ver por sí misma los efectos de la crisis de la caza furtiva y para instar a que los gobiernos y consumidores intensificaran sus esfuerzos para combatir el comercio ilegal de especies silvestres.

La Sra. Li dijo que los ciudadanos y la comunidad empresarial de Asia pueden desempeñar un papel crucial para evitar la matanza ilegal de elefantes en África diciendo “no” a los productos de marfil. El importante aumento reciente de las matanzas de elefantes, que se encuentran ahora en sus niveles más altos en alrededor de un decenio, está amenazando el futuro de algunas poblaciones de elefantes y los medios de vida de millones de personas vinculadas con el turismo. 

Más recientemente, Yaya Touré, estrella de fútbol internacional, prometió combatir el comercio ilegal del marfil por el que se asesina a miles de elefantes africanos cada año cuando se lo presentó como Embajador de Buena Voluntad para el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). 

“El equipo nacional de Côte d'Ivoire se llama 'Los elefantes' por estas magníficas criaturas con tanto poder y tanta gracia; no obstante, en mi país, pueden quedar tan solo unos 800 individuos”, dijo Touré. “La caza furtiva amenaza la misma existencia del elefante africano y, si no actuamos ahora, podríamos estar dirigiéndonos hacia un futuro en que esta especie icónica haya desaparecido”.

“Me convertí en Embajador de Buena Voluntad para el PNUMA a fin de difundir el mensaje de que esta caza furtiva y otras formas de delitos contra la vida silvestre no solo traicionan nuestra responsabilidad de salvaguardar las especies amenazadas sino que son también una grave amenaza para la seguridad, la estabilidad política, la economía, los recursos naturales y el patrimonio cultural de muchos países”, agregó Touré.

El Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre (ICCWC), un grupo de cinco organizaciones internacionales comprometidas a combatir el comercio ilícito, está trabajando para mejorar la colaboración entre las aduanas, las fuerzas de policía y los gobiernos nacionales para atacar este mercado negro. El PNUMA apoya esta iniciativa. 

“El comercio ilegal de vida silvestre y maderas puede erradicarse solo si desaparece la demanda de productos del contrabando. Los mensajes de los Embajadores de Buena Voluntad como Yann Arthus-Bertrand, a través de Wild and Precious, Li Bingbing, Yaya Touré e Ian Somerhalder (el más reciente Embajador de Buena Voluntad para el PNUMA) destacan los múltiples costos del comercio ilegal, y pueden llegar a millones de consumidores y alentar opciones sostenibles que pueden apoyar la supervivencia de las especies y los ecosistemas”, añadió el Sr. Steiner. 

Comercio ilegal mundial de especies silvestres y maderas

Se calcula que el comercio ilícito mundial de especies silvestres asciende a un valor de 20.000 millones de dólares de los EE.UU. por año, lo que lo convierte en el cuarto comercio ilegal más grande del mundo después de los narcóticos, las falsificaciones y la trata de personas.

Los reptiles, tiburones, grandes simios y determinadas especies de madera se encuentran entre las especies de fauna y flora más afectadas por el comercio ilegal. 

El informe Elephants in the Dust (Elefantes en el polvo), producido por el PNUMA, la CITES, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y la Red de monitoreo de comercio de especies silvestres (TRAFFIC), dice que se calcula que se mataron 25.000 elefantes africanos en 2011 y que el comercio ilegal de marfil se ha triplicado desde 1998.

En investigaciones realizadas por el PNUMA e INTERPOL, se calcula que entre 50% y 90% de la tala en países tropicales clave de la cuenca del Amazonas, África Central y Asia Sudoriental está siendo realizada por la delincuencia organizada. Esto amenaza los intentos de reducir la deforestación así como los esfuerzos para combatir el cambio climático con iniciativas tales como Reducción de las emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal (REDD o REDD+).

A nivel mundial, la tala ilegal ahora representa entre 15% y 30% del comercio total, y se estima que asciende a entre 30 y 100 millones de dólares de los EE.UU.

Entre 30% y 40% del valor de las exportaciones de productos a base de madera de Asia Sudoriental es ilegal (UNODC, 2013).

En Asia Sudoriental, se calcula que aproximadamente un cuarto de los ingresos totales de la delincuencia organizada transnacional se genera por medio de delitos ambientales (UNODC, 2013).

El valor de las exportaciones de productos a base de madera del Asia Sudoriental es la segunda corriente delictiva más grande originada en la región (UNODC, 2013).

En Asia Oriental y el Pacífico, un cálculo conservador estima que las ganancias provenientes del comercio ilegal de especies silvestres suman 2.500 millones de dólares de los EE.UU. por año. La UNODC calculó en 2011 que el valor total del comercio ilegal de especies silvestres mundial fue equivalente a entre 8.000 y 10.000 millones de dólares de los EE.UU. anualmente (excluida la madera y las especies silvestres marinas). 

Un estudio reciente del PNUMA mostró que se están capturando casi 3.000 grandes simios vivos en los bosques de África y Asia Sudoriental cada año. Los principales mercados para el comercio ilegal de chimpancés, gorilas y orangutanes incluyen la industria de entretenimiento para el turismo, zoológicos de baja reputación e individuos que desean comprar grandes simios como mascotas exóticas. 

Las redes delictivas son responsables del tráfico ilegal de marfil entre África y Asia. Los decomisos de gran escala de marfil destinado a Asia se han duplicado, o más, desde 2009 y llegaron a un nivel máximo sin precedentes en 2011.

Cómo enfrentar la crisis 

La comunidad internacional está analizando medidas para enfrentar la crisis, incluso por medio de acciones de colaboración para combatir el comercio ilegal de especies silvestres y madera, que incluyen:

  • mejora de la aplicación de la ley en toda la cadena de suministro de marfil ilegal;
  • fortalecimiento de las redes legislativas nacionales;
  • capacitación de los oficiales de aplicación de la ley en el uso de rastreo, redes de información de inteligencia y técnicas innovadoras tales como análisis forense;
  • intensificación de la colaboración internacional entre todos los Estados del área de distribución, países de tránsito y mercados de consumo;
  • medidas para combatir la corrupción colusoria, identificar asociaciones de traficantes y reducir la demanda.

Entre otras medidas se incluyen el establecimiento del Proyecto LEAF (Law Enforcement Assistance for Forests, Ayuda de las fuerzas del orden en relación con los bosques), un reciente consorcio de iniciativas sobre bosques y clima que tiene la finalidad de combatir la tala ilegal y la delincuencia organizada forestal, liderado por el Programa de INTERPOL sobre Delitos contra el Medio Ambiente y el centro de colaboración del PNUMA en Noruega (GRID-Arendal), con apoyo del Gobierno de Noruega. 

Además, algunos países están analizando actualmente la introducción de medidas innovadoras para combatir el comercio ilegal de especies silvestres.

WILD AND PRECIOUS, CITAS 

LA BELLEZA ES LA FUERZA QUE NOS IMPULSA

“La belleza es la fuerza que impulsa mi trabajo como fotógrafo y el trabajo de los colegas fotógrafos que amablemente contribuyeron a esta exposición. La belleza mueve el corazón, abre la mente. La belleza despierta empatía hacia el ser humano y otras especies vivas. Como fotógrafo y también como presidente de una ONG que trabaja para hacer del mundo un lugar mejor, espero que la belleza de estas fotografías inspire en ustedes la voluntad de actuar para proteger la biodiversidad”».

ESPERANZA PARA LA SUPERVIVENCIA DE ESPECIES

El 3 de marzo de 1973 se dio inicio a una nueva era de cooperación mundial para conservar la vida silvestre y utilizarla de manera sostenible con la firma de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres en la Conferencia Mundial sobre la Vida Silvestre en Washington, D.C. Hasta ahora, ninguna de las 35.000 especies incluidas en los Apéndices de la CITES ha sido llevada a la extinción como resultado de la explotación comercial autorizada por la CITES, y los líderes mundiales reconocieron expresamente la importancia de la convención en el 20º Aniversario de la Cumbre de la Tierra de Río (Río+20). Es un ejemplo inspirador de cooperación internacional y acción nacional exitosa que nos da la esperanza de ver un futuro sostenible en que los seres humanos y la vida silvestre coexistan en armonía. 

LA RIQUEZA DEL PLANETA

“La biodiversidad, la riqueza de especies de fauna y flora del planeta, ha sido durante milenios parte de la dimensión espiritual de la humanidad y una fuente de gozo y belleza para comunidades y ciudadanos. No obstante, en los últimos años, el rol central de las especies como elementos esenciales de los ecosistemas y, por lo tanto, del bienestar humano, ha cobrado protagonismo. En este año en que se celebra el 40º aniversario, en medio de dificultades y oportunidades, hagamos que el mundo renueve e intensifique su compromiso con la misión de la CITES, a fin de que esta pueda cumplir su importante función como pilar de apoyo de la transición a una economía verde y un siglo XXI sostenible». ACHIM STEINER, Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas y Director Ejecutivo del PNUMA.

Nota a los redactores:

El PNUMA, en colaboración con asociados clave tales como la CITES, la UNODC y la FAO, está fortaleciendo y centrando su labor para evaluar más a fondo las amenazas mundiales y regionales que causa el comercio ilícito de especies silvestres y maderas, a fin de proporcionar asesoramiento sobre políticas para tales amenazas, y para catalizar y promover aún más la cooperación y acción internacional para enfrentar las amenazas que causa el comercio ilegal de especies silvestres y maderas. Dichos esfuerzos se basan en cuatro decenios de trabajo del PNUMA en apoyo de la conservación y utilización sostenible de las especies silvestres y los recursos forestales.

El Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre (ICCWC) es un esfuerzo de colaboración de la Secretaría CITES, INTERPOL, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), el Banco Mundial y la Organización Mundial de Aduanas (OMA) para fortalecer la cooperación internacional para combatir los delitos contra la vida silvestre y los bosques.

También se han desarrollado y adoptado diversas iniciativas regionales. En África, se aprobó en 1994 el Acuerdo de Lusaka sobre operaciones conjuntas de represión del comercio ilícito de fauna y flora silvestres para dar apoyo a los Estados Miembros y asociados de colaboración para reducir, y en última instancia eliminar, el comercio ilegal de fauna y flora silvestres. 

En otras regiones, se han desarrollado grupos o redes regionales de aplicación de las leyes sobre vida silvestre (en América del Norte, Europa, Asia Sudoriental y Meridional y el Oriente Medio) con la finalidad de facilitar la cooperación transfronteriza entre los organismos que participan en la prevención y supresión de los delitos contra la vida silvestre. 

También se han iniciado procesos nacionales de aplicación de la leyes forestales y gobernanza forestal (FLEG) en Asia Sudoriental, África, Europa, América Latina y América del Norte. Estos procesos proporcionan “legislación blanda” destinada a mejorar la gobernanza del sector forestal y a fortalecer la cooperación para enfrentar la tala y comercio ilícito de maderas.

Acerca de la CITES

Con 180 Estados Miembros, la CITES sigue siendo uno de los instrumentos más potentes en el mundo para la conservación de la biodiversidad mediante la regulación del comercio de especies de flora y fauna silvestres. Se comercian miles de especies internacionalmente y son utilizadas por las personas en su vida diaria con fines alimentarios, de vivienda, tratamientos de salud, turismo ecológico, productos cosméticos y de moda.

La CITES regula el comercio internacional de más de 35.000 especies de plantas y animales, incluyendo los productos y derivados de las mismas, con el fin de garantizar su supervivencia en el medio silvestre y beneficiar el sustento de las poblaciones locales y el medio ambiente mundial. El sistema de permisos CITES tiene el objetivo de garantizar que el comercio de las especies incluidas en los Apéndices de la CITES sea sostenible, legal y trazable.

La CITES se firmó en Washington D. C. el 3 de marzo de 1973.

Acerca de la Autoridad Aeroportuaria de Kenya

La Autoridad Aeroportuaria de Kenya es un órgano independiente establecido en 1991 por medio de una ley del parlamento, y tiene a su cargo la responsabilidad general de proporcionar y gestionar un sistema de aeropuertos coordinado en Kenya. Dicha Autoridad administra cuatro aeropuertos internacionales, cuatro aeropuertos nacionales y varias pistas de aterrizaje. Los principales aeropuertos administrados por la Autoridad son: el Aeropuerto Internacional Jomo Kenyatta (JKIA), el Aeropuerto Internacional Moi (MIA), el Aeropuerto Internacional Eldoret (EIA) y el Aeropuerto Internacional Kisumu (KIA). 

Para obtener más información, póngase en contacto con: 

Shereen Zorba, Jefa de Medios, División de Comunicaciones e Información Pública del PNUMA, E-mail: shereen.zorba@unep.org

Juan Carlos Vásquez, Oficial de Comunicaciones y Difusión, Secretaría CITES, juan.vasquez@cites.org

Eric Boisteaux, Administrador de Exposiciones, Fundación GoodPlanet, E mail: eric@goodplanet.org