Supervisión de la Matanaza Ilegal de Elefantes (MIKE)

 

Sistema de supervisión de la matanza ilegal de elefantes (MIKE)

 

1. Finalidad de MIKE

La finalidad de MIKE es proporcionar a los Estados del área de distribución del elefante la información necesaria para que adopten las decisiones adecuadas en materia de gestión y observancia, y fomenten capacidad institucional en los Estados del área de distribución en pro de la gestión a largo plazo de sus poblaciones de elefantes.

En este sentido, cabe señalar ciertos objetivos más concretos, a saber:

a) medir los niveles y las tendencias de la caza ilegal de elefantes;

b) determinar los cambios en esas tendencias a lo largo del tiempo; y

c) determinar los factores que ocasionan esos cambios o asociados con ellos, y tratar de evaluar en qué medida las tendencias observadas son el resultado de las decisiones adoptadas por la Conferencia de las Partes en la CITES.

Entre esos factores cabe citar:

Tipo de ecosistema/hábitat

Historia de la matanza ilegal

Niveles de la población del elefante

Proximidad de fronteras internacionales

Niveles de conflicto entre elefantes/hombres

Incursiones transfronterizas

Uso contiguo de la tierra

Inestabilidad civil o conflicto militar

Acceso del hombre

Niveles de esfuerzos de aplicación de la ley

Presión de la población humana

Severidad judicial

Disponibilidad de agua

Corrupción

Sistemas de tenencia de la tierra

Tráfico de drogas/armas

Actividades de desarrollo

Pautas del comercio de marfil

Actividades turísticas

Decisiones CITES


2. Información general

El objetivo de la CITES es reglamentar el comercio internacional de vida silvestre y productos de vida silvestre de especies en peligro. Sin embargo, hasta la fecha no ha sido posible ofrecer una evaluación sistemática y detallada del impacto de las decisiones adoptadas por la Conferencia de las Partes para autorizar, restringir o suspender el comercio de una determinada especie (y/o sus partes y derivados), tanto en general como en el caso de determinados países.

En la 10ª reunión de la Conferencia de las Partes (CdP10, Harare, 1997), las Partes aprobaron una resolución sin precedentes de que se pusiese en práctica un sistema de supervisión en toda el área de distribución de los elefantes africanos y asiáticos [Resolución Conf. 10.10]. Se pretendía que este sistema alentaría el diálogo entre las Partes y facilitaría el proceso de adopción de decisiones de la Conferencia de las Partes en cuanto al estado de protección de los elefantes al ofrecer información fiable.

Inmediatamente después de la CdP10 se inició la labor sobre este sistema de supervisión y el resultado, conocido ahora como MIKE (Sistema de supervisión de la matanza ilegal de elefantes), fue ratificado en la 41ª reunión del Comité Permanente de la CITES (Ginebra, febrero de 1999). Pulse aquí para ver la propuesta sobre el establecimiento de MIKE aprobada en esa reunión.

El programa MIKE volvió a considerarse en la 11ª reunión de la Conferencia de las Partes (CdP11, Gigiri, 2000), dando lugar a la revisión de la Resolución Conf. 10.10. En esta revisión se hizo referencia directa a la aplicación de MIKE y se ampliaron los objetivos aprobados previamente para incluir el establecimiento de una base de información para apoyar la adopción de decisiones sobre las necesidades apropiadas en materia de gestión, protección y observancia, y el fomento de capacidad en los Estados del área de distribución. En la 12ª reunión de la Conferencia de las Partes (CdP12) se adoptó una nueva revisión según la cual el sistema MIKE debía establecerse de tal modo que pudiese continuarse después de que se agotase el apoyo financiero (externo). La resolucón se volvió a revisar en las 14ª, 15ª y 16ª reuniones de la Conferencia de las Partes.

3. Resolución Conf. 10.10 (Rev. CoP16)

En la Resolución Conf. 10.10 (Rev. CoP16) se declara que el sistema conocido como MIKE, establecido bajo la supervisión del Comité Permanente, se siga aplicando y se amplíe con los siguientes objetivos:

i) medir y registrar los niveles y tendencias, así como los cambios en los niveles y las tendencias, de la matanza ilegal de elefantes y el comercio ilegal de marfil y otros especímenes de elefante en los Estados del área de distribución del elefante, en los Estados consumidores de marfil y en los Estados de tránsito del marfil;

ii) evaluar cómo y en qué medida las tendencias observadas están relacionadas con las medidas relativas a los elefantes y el comercio de especímenes de elefantes adoptadas bajo los auspicios de la CITES; los cambios en la inclusión de las poblaciones de elefante en los Apéndices de la CITES o la realización de comercio internacional legal de marfil;

iii) establecer una base de datos para facilitar la adopción de decisiones sobre las necesidades pertinentes en materia de ordenación, protección y aplicación de la ley; y

iv) fomentar la capacidad en los Estados del área de distribución del elefante y, según proceda, los países involucrados en el comercio de especímenes de elefante, para aplicar y utilizar MIKE y ETIS en la gestión de los elefantes y la mejora de la observancia.

En el Anexo 2 de esta resolución se enuncia el alcance y la metodología a seguir por MIKE, inclusive:

a) utilizar una metodología normalizada

b) seleccionar lugares en base a un muestreo representativo, tomando en consideración diversas variables. Los lugares se seleccionarán en colaboración con los Estados del área de distribución, la Secretaría CITES y otros expertos relevantes;

c) acopiar datos sobre las tendencias de la población de elefantes, la frecuencia y estructura de la caza ilegal y los esfuerzos y recursos empleados en la detección y prevención de la caza y comercio ilegales; y

d) compilar datos e información gracias a la comunicación activa con los Estados del área de distribución, mediante la aplicación de los sistemas MIKE y ETIS.

En el Anexo 2 se declara que la Secretaría de la CITES solicitará/subcontratará apoyo técnico de los expertos pertinentes, con el asesoramiento del Grupo Asesor Técnico de MIKE (TAG), a fin de:

a) seleccionar los lugares objeto de supervisión como muestras representativas;

b) preparar una metodología normalizada para el acopio y análisis de los datos;

c) impartir capacitación a oficiales designados en países en que se hayan elegido lugares y a las Autoridades Administrativas CITES de los Estados del área de distribución del elefante;

d) acopiar y procesar todos los datos e información procedente de todas las fuentes identificadas;

e) presentar un informe a la Secretaría de la CITES para que lo transmita al Comité Permanente y a las Partes en la CITES.

4. Beneficios y resultados previstos

El resultado esencial será un conocimiento más amplio del número y de los movimientos de los elefantes, y una mayor comprensión de las amenazas para su supervivencia, así como un conocimiento general de otras especies y hábitats.

Además, se prevén los resultados siguientes:

a) las poblaciones de elefantes y sus ecosistemas en África se gestionan de forma sostenible; y

b) los informes y los datos de las observaciones sobre las especies amenazadas y en peligro están regularmente disponibles en todos los Estados del área de distribución del elefante.

5. ¿Qué es y qué no es MIKE?

MIKE es un sistema basado en sitios para supervisar las tendencias de la población del elefante y la matanza ilegal de los elefantes.

MIKE es un sistema basado en la compilación y el análisis de datos que se normalizarán para todos los Estados del área de distribución, incluso el calendario para la presentación de esa información.

MIKE es parte del fomento de capacidad, en particular a escala nacional, para lograr una gestión más eficaz de la conservación.

MIKE está diseñado para utilizar los conocimientos más avanzados de las técnicas de supervisión y gestión de datos.

MIKE no es en sí mismo una operación contra la caza furtiva para frenar la matanza ilegal de elefantes, pese a que la información generada a través de MIKE puede ayudar a lograrlo.

MIKE no es un sistema de supervisión que aboga por un modelo o sistema determinado.

6. Selección de los sitios

Inicialmente se eligieron 45 sitios en 27 Estados del área de distribución en África y 15 sitios en 11 Estados del área de distribución en Asia. Al efectuar la selección de los sitios se ha tratado de ofrecer una muestra representativa de sitios, teniendo en cuenta una combinación de varios factores:

a) el bosque o la sabana;

b) el tamaño relativo de las poblaciones de elefante;

c) el estado de protección del sitio;

d) la incidencia histórica de la matanza ilegal;

e) la situación del comercio de marfil;

f) la incidencia de la inestabilidad civil y el conflicto militar;

g) el nivel de la aplicación de la ley; y

h) el Apéndice de la CITES.

En el futuro, al seleccionar los sitios es probable que haya que utilizar un análisis estadístico combinado con una cierta modelación "basada en hipótesis". Esto requerirá el acopio de datos geográficos, ambientales y socioeconómicos (información covariante) que permitirá hacer análisis espaciales y estadísticos.

Sin embargo, este no es el límite de los sitios MIKE. De hecho, si se dispone de recursos, muchos Estados del área de distribución tratarán de ampliar el proceso MIKE a otros sitios importantes, en particular, ya que uno de los objetivos importantes de MIKE será identificar tendencias y pautas nacionales y subregionales. Por consiguiente, es importante entender que la finalidad de MIKE es ayudar a realizar análisis a escala de sitio, nacional, subregional y continental, incluso si el análisis de las tendencias y pautas a escala nacional tal vez no sea fácil hasta que no se incluyan más sitios.

7. Requisitos en materia de datos y su acopio

Habida cuenta de los objetivos del programa de control, y para evitar llegar a conclusiones erróneas, será necesario evaluar:

a) el número de elefantes encontrados muertos y vivos en un determinado sitio o, utilizando otra variante adecuada, los cambios en los números de elefantes durante un periodo de tiempo realista;

b) las causas de esa mortalidad (si posible); y

c) los niveles de mortalidad relativos a los esfuerzos desplegados por las patrullas de aplicación de la ley.

En la Figura 1 se ilustran los datos requeridos por sitio, las actividades de acopio y los resultados previstos.

 

 

8. Análisis de los datos

La información compilada se incluirá en un sistema informático de gestión de datos que facilitará el análisis de los datos proporcionados. Será importante contar con un sistema de presentación de datos normalizado, ya que ello determinará en gran medida lo que puede hacerse y lo que se hará con el análisis de los datos. De particular importancia será la capacidad de comenzar el análisis a nivel de sitio, antes de proceder a un análisis a escala nacional, subregional y continental, al tiempo que se mantiene un enfoque normalizado.

Es verdaderamente importante contar con un sistema normalizado de presentación de datos, ya que repercutirá en gran medida en lo que podrá hacerse con los análisis de los datos. Este análisis se centrará particularmente en:

a) las tendencias de población;

b) las pautas de los esfuerzos de aplicación de la ley; y

c) las pautas espaciales y temporales en los factores que influyen en la población de elefantes y la matanza ilegal.

Este enfoque se facilitará proporcionando un programa de análisis de datos utilizando Microsoft Access, junto con ESRI Arcview 8.x y el soporte lógico estadístico apropiado, como GENSTAT.

Al diseñar la base de datos se han tomado en consideración los siguientes principios:

a) la base de datos tiene una estructura idéntica (cuadros y relaciones) a nivel de sitio y a niveles superiores;

b) la base de datos almacena igualmente datos sobre la aplicación de la ley y sobre las poblaciones de elefantes;

c) la base de datos tiene un interfaz fácil de usar para introducir los datos;

d) la base de datos genera informes resumidos, estadísticas resumidas y análisis específicos de datos LEM a nivel de sitio. Proporciona información y contribuciones analíticas útiles para los administradores de los sitios, informándoles sobre las actividades ilegales en diversos sectores de su zona y las tendencias de esas actividades a lo largo del tiempo. Esto debería ayudarlos a tomar decisiones de gestión y a desplegar los esfuerzos adecuados para proteger y administrar los elefantes y otras especies de vida silvestre. Los análisis a nivel de sitio y la retroalimentación directa es importante para motivar al personal, compilar datos fiables y mantener la calidad de la gestión y la presentación de los datos;

e) si tanto los datos en bruto como los informes resumidos van del sitio a esferas superiores, los mecanismos de retroalimentación garantizan que los resultados de los análisis y de la entrada de datos realizados a niveles superiores también vuelvan a los sitios;

f) se desarrollará un sistema adecuado de transferencia y de copia de seguridad de datos;

En consecuencia, se está diseñando una base de datos Microsoft Access, que facilitará la entrada, la gestión y la extracción de datos. Estará vinculada a Arcview 8.x para facilitar el análisis requerido. Estará a disposición de los oficiales en los sitios en un sistema informático que se proporciona en cada sitio con la formación adecuada. Se han tomado disposiciones semejantes para los oficiales nacionales, los oficiales de apoyo subregionales y la Unidad central de coordinación.

Por último, está información se vinculará con la presentada por ETIS, a fin de ofrecer una visión completa.

9. MIKE no versa únicamente sobre los elefantes

a) MIKE alienta a los Estados del área de distribución a valorar la información como base para la adopción de decisiones;

b) MIKE desarrolla la capacidad de estos Estados para que compilen esa información;

c) MIKE permite que los gestores de los sitios compilen, analicen y utilicen la información para hacer el uso más idóneo de los escasos recursos;

d) MIKE fomenta la colaboración transfronteriza, incluso un enfoque sistemático y armonizado de la gestión de los datos a diversos niveles, incluso a nivel subregional;

e) MIKE elimina el sentimiento que tienen algunas subregiones de que están desfavorecidas en materia de información; y

f) MIKE es un catalizador para armonizar los diferentes sistemas de supervisión utilizados por diversos donantes, ya que fue encargado por los propios Estados del área de distribución, incluso en lo que concierne al nombramiento de los oficiales nacionales y de los sitios.

10. Acuerdo institucional

En la CdP11 se encargó al Comité Permanente que se ocupase de la puesta en práctica del programa MIKE. El Comité Permanente estableció un subcomité, conocido como Subgrupo MIKE, para asumir esta responsabilidad. Antes de establecer la Unidad central de coordinación y de nombrar al Director de MIKE para dirigir la unidad, la Secretaría CITES había iniciado la tarea de aplicación. En la actualidad esta función incumbe al Director de MIKE, que informa directamente al Secretario General Adjunto de la CITES y al Subgrupo MIKE. El Director y la Unidad central de coordinación se encuentran en Nairobi, Kenya.

La región de África se divide en cuatro subregiones (occidental, central, meridional y oriental) y la región de Asia en dos. La puesta en práctica del programa MIKE en cada una de esas subregiones está supervisada por un Comité Director (integrado normalmente por directores nacionales de vida silvestre), con la asistencia de un oficial de apoyo subregional, que rinde cuentas al Director. Cada Estado del área de distribución cuenta con un oficial nacional y con oficiales de sitios como personal principal encargado de la aplicación de MIKE en sus respectivos territorios.

Además, MIKE dispone de un Grupo Asesor Técnico (GAT), integrado por un experto de cada subregión y, hasta la fecha, de cuatro especialistas designados. La función de este grupo es asesorar y orientar la calidad técnica del proceso y las técnicas del programa MIKE. El GAT actúa también como grupo paritario encargado de examinar cualquier impugnación de los resultados de los análisis que se le transmita.

En la Figura 2 se ilustra esta estructura

Figura 2.1 - Organigrama general de MIKE (para África)

 

Figura 2.2 - Organigrama subregional de MIKE (ejemplo de África oriental)