Los Estados miembros de ASEAN debaten el modo de mejorar la cooperación regional para combatir la caza furtiva y el comercio ilegal de especies silvestres

Malasia y los Estados Unidos de América copatrocinaron un Foro Regional sobre la lucha contra el tráfico de especies silvestres de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN) en Kota Kinabalu, Malasia, del 30 de  marzo al 1 de abril de 2015. El foro se centró en cómo mejorar la cooperación transfronteriza y regional para combatir la caza furtiva y el comercio ilegal de especies silvestres. Al foro asistieron representantes de los diez Estados miembro de ASEAN (Brunei Darussalam, Camboya, Indonesia, la República Democrática Popular Lao, Malasia, Myanmar, Filipinas, Singapur, Tailandia y Viet Nam). La Secretaría de la CITES, INTERPOL y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), organismos asociados del Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre (ICCWC), también participaron activamente en el foro regional, junto con representantes de diversos otros organismos, incluidos el Departamento Real de Aduanas de Malasia y el Servicio de Pesca y Fauna Silvestre de Estados Unidos, así como una serie de organizaciones no gubernamentales.

En su discurso de apertura, Dato’ Sri Anifah Hj. Aman, el Ministro de Relaciones Exteriores de Malasia, dijo que el comercio ilegal de especies silvestres se ha convertido en un ámbito delictivo prioritario en el país y que Malasia seguirá mejorando sus esfuerzos para combatirlo.

En la reunión varios representantes de alto nivel y expertos de los países hicieron hincapié en que hoy en día se reconoce ampliamente que la caza furtiva y el comercio ilegal de especies silvestres tienen un impacto significativo en especies y ecosistemas enteros, comunidades locales y sus medios de subsistencia, economías nacionales y la seguridad nacional o regional. 

Se hizo un llamado urgente a los Estados para reconocer el comercio ilegal de especies silvestres como delincuencia transnacional organizada grave y para mejorar la colaboración y los esfuerzos colectivos de Estados del  área de distribución, tránsito y destino. Los participantes destacaron la necesidad de investigar de manera exhaustiva las actividades de las personas involucradas en el comercio ilegal de especies silvestres, y de que estas investigaciones se tradujeran en enjuiciamientos exitosos y sanciones con un fuerte efecto disuasorio.

El Foro Regional de ASEAN sobre la lucha contra el tráfico de especies silvestressirvió para dar un mayor impulso y compromiso político a la lucha contra el comercio ilegal de especies silvestres y el debate dejó claro que en el frente se ha hecho y se sigue haciendo mucho. No obstante, evidentemente todavía queda mucho trabajo urgente por hacer y no hay lugar para la complacencia.

Ben Janse van Rensburg, Jefe de Apoyo a la Observancia de la Secretaría de la CITES, se reunió con Datuk Seri G. Palanivel, el Ministro de Recursos Naturales y del Medio Ambiente de Malasia, y representantes de los organismos encargados de la aplicación del Plan de Acción Nacional para el Marfil (NIAP) de Malasia al margen del foro regional de Kota Kinabalu para hablar de los avances realizados en la aplicación de los NIAP y de otros asuntos relacionados con la CITES.

Malasia es uno de los ocho países de “principal preocupación” (China, Kenia, Malasia, Filipinas, Tailandia, Uganda, la República Unida de Tanzania y Viet Nam) a los que se pidió en la 64ª reunión del Comité Permanente de la CITES (SC64, Bangkok, marzo de 2013) que desarrollaran y aplicaran un NIAP para luchar contra el comercio ilegal de marfil.

Los resultados de la evaluación presentados en la 65a reunión del Comité Permanente de la CITES (SC65, Ginebra, julio de 2014) indicaron que los esfuerzos intensificados por los NIAP han dado resultados muy positivos. Como resultado, el Comité Permanente solicitó a las ocho Partes que revisaran y continuaran aplicando sus NIAP y que informaran sobre otras medidas tomadas para aplicar sus NIAP en la 66ª reunión del Comité Permanente de la CITES (SC66, Ginebra, enero de 2016).