Observaciones sobre la destrucción de marfil de elefante y cuerno de rinoceronte confiscado en Hanoi, Viet Nam


Observaciones sobre la destrucción de marfil de elefante y cuerno de rinoceronte confiscado en Hanoi, Viet Nam

John E. Scanlon, Secretario General de la CITES

12 de noviembre de 2016

 

Sr. Ha Cong Tuan, Viceministro de Agricultura y Desarrollo Rural,
Distinguidos invitados, señoras y señores,

Deseo expresar mi más sincero agradecimiento al Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural de Viet Nam por invitarme a ser testigo de la destrucción hoy en Hanoi de dos toneladas confiscadas de marfil de elefante africano y cuerno de rinoceronte.

La destrucción de marfil y cuerno de rinoceronte confiscado hoy en Viet Nam tiene lugar solo un mes después de los cambios adoptados en la CoP17 de la CITES y justo antes de la Conferencia de Hanoy sobre el comercio ilegal de vida silvestre. Sirve para despertar la sensibilización local, nacional y global sobre los devastadores efectos del comercio ilegal de marfil de elefante y cuerno de rinoceronte y de la creciente determinación de Viet Nam y del compromiso de la comunidad mundial para acabar con él.

La comunidad internacional ha reconocido que el tráfico ilícito de vida silvestre no solo tiene un efecto devastador sobre el elefante africano, el rinoceronte y otras especies de fauna y flora silvestres afectadas, sino que constituye también una amenaza para las personas y sus medios de subsistencia, así como para las economías nacionales y, en algunos casos, para la seguridad nacional y regional.

Distinguidos invitados, la destrucción de marfil de elefante confiscado en Viet Nam el día de hoy no podrá en sí misma poner fin al comercio ilegal de marfil de elefante y de cuerno de rinoceronte.

Sin embargo, garantiza que nadie se beneficiará jamás de este contrabando y, cuando se combina con la confiscación de marfil y el enjuiciamiento y la imposición de condenas a los delincuentes, transmitirá un mensaje enérgico de que Viet Nam no está dispuesto a tolerar este comercio ilegal, y que los comerciantes ilegales hacen frente ahora a considerables riesgos a lo largo de toda la cadena de suministro ilegal, en los Estados de origen, de tránsito y de destino.

El evento al que asistimos hoy ofrece también una oportunidad oficial para advertir a aquellos que participan en el comercio ilegal de marfil de elefante que la antigüedad y el origen de su contrabando puede ahora identificarse fácilmente mediante la utilización de técnicas forenses modernas que harán mucho más probable el enjuiciamiento y la imposición de condenas.  Nos satisface sobremanera que se han tomado muestras forenses de este contrabando antes de su destrucción, de conformidad con lo enunciado en las resoluciones de la CITES.

Como resultado de los esfuerzos colectivos mundiales en curso, el comercio de marfil y de cuerno de rinoceronte ilegal está pasando de ser una actividad de bajo riesgo y alta rentabilidad a una actividad de alto riesgo y baja rentabilidad y el evento de hoy envía una clara señal de que la vida silvestre comercializada ilegalmente no tendrá ningún valor comercial en el futuro.

Distinguidos invitados, es el momento de cerciorarnos de que invertimos las tendencias inquietantes en la caza furtiva y el tráfico ilícito de vida silvestre mediante nuestros esfuerzos internacionales sostenidos y colectivos a lo largo de toda la cadena de suministro ilegal, abordando tanto la demanda como el suministro. Lo que las Partes en la CITES adoptaron el mes pasado en la CoP17 de la CITES en Johannesburgo se está traduciendo en medidas en el terreno a escala nacional.

En la CoP17 asistimos a una serie de primicias, entre otras las primeras resoluciones sobre corrupción y delitos contra la vida silvestre, sobre ciberdelincuencia y sobre estrategias para reducir la demanda de vida silvestre comercializada ilegalmente. El mundo aplaudió esas audaces decisiones adoptadas en la CoP17. Ahora es el momento de adoptar igualmente medidas concretas y audaces. Las confiscaciones deben conducir a investigaciones y los infractores de delitos contra la vida silvestre deben enjuiciarse. Deben cerrarse las industrias de talla de marfil ilegal y los mercados ilegales.

El importante evento al que asistimos hoy sirve para despertar la sensibilización local, nacional y global sobre los devastadores efectos del comercio ilegal de marfil de elefante y del compromiso de toda la comunidad internacional para acabar con él.

Agradecemos sinceramente los esfuerzos en curso de Viet Nam para acabar con la caza furtiva de elefantes y el contrabando de marfil, así como de otros graves delitos contra la vida silvestre, lo que se pone de relieve mediante  el destacado evento público de hoy

Muchas gracias.