Mensaje de la CITES para el 25o aniversario de la entrada en vigor de la Convención sobre la Diversidad Biológica

 

 

Este año, el Día Internacional de la Biodiversidad, el 22 de mayo, marca el 25o aniversario de la entrada en vigor de la Convención sobre la Diversidad Biológica (CDB). Como Convención hermana, quisiéramos felicitar sinceramente a la CDB por sus 25 años de acciones encaminadas a proteger la biodiversidad del mundo y por sus notables logros a nivel nacional y mundial.

El desarrollo del Plan Estratégico para la Diversidad Biológica, las Metas de Aichi, el asesoramiento  científico para la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad para biomas en todo el mundo, la entrada en vigor del el Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología, el Protocolo de Nagoya sobre Acceso a los Recursos Científicos y Participación Justa y Equitativa en los Beneficios que se Deriven de su Utilización, así como la creación y aplicación de estrategias nacionales para la diversidad biológica y la aplicación de planes son unos pocos ejemplos de los logros y grandes avances obtenidos con la aplicación de la Convención.

La CITES y el CDB pertenecen a los acuerdos internacionales sobre diversidad biológica más ampliamente aceptados y conocidos. Ambos responden a las inquietudes internacionales sobre la pérdida de la diversidad biológica. Cada uno refleja el periodo en que se desarrolló tanto en su enfoque como en su visión.

A fin de promocionar una mayor cooperación en la aplicación de la CITES y el CDB a nivel internacional se han creado varios mecanismos.  Entre ellos, cabe mencionar el acuerdo del Memorando de Entendimiento entre las dos Secretarías de las Convenciones, referencias a la respectiva Convención dentro de varias decisiones y resoluciones y en el caso de la CITES, la adopción de una resolución específica dedicada a la cooperación y sinergia con el CDB.  A nivel de las Secretarías, hemos gozado de una excelente cooperación mediante el Grupo de Enlace de los convenios relacionados con la diversidad biológica.

La pérdida de biodiversidad tiene un impacto enorme en nuestro planeta, tanto para el medio ambiente natural como para los humanos. La protección de la biodiversidad es uno de los elementos claves de las Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.  Si bien todavía nos enfrentamos a retos enormes, con la voluntad política de los gobiernos del mundo, podemos proteger la diversidad biológica mundial. Nosotros, en la CITES continuaremos nuestra colaboración con el CDB con miras a salvar nuestro patrimonio mundial para esta generación y las generaciones futuras.

David Morgan

Oficial encargado

Secretaría de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES)