500 expertos se reunieron para examinar el comercio sostenible de animales y plantas silvestres antes de la próxima conferencia mundial sobre vida silvestre

Únicamente para uso de los medios de comunicación;
no se trata de un documento oficial.

 

COMUNICADO DE PRENSA

500 expertos se reunieron para examinar el comercio sostenible de animales y plantas silvestres antes de la próxima conferencia mundial sobre vida silvestre

 

Ginebra, 27 de julio de 2018 – Del 16 al 26 de julio, un número récord de Partes, organizaciones intergubernamentales, organizaciones no gubernamentales y representantes de la industria se han reunido en Ginebra en la 30ª reunión del Comité de Fauna y la 24ª reunión del Comité de Flora de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) – el regulador mundial del comercio de vida silvestre.

Los Comités de Fauna y de Flora de la CITES se reúnen anualmente para proporcionar asesoramiento científico destinado a lograr la sustentabilidad del comercio global de vida silvestre y de productos de vida silvestre derivados de las 36.000 especies reguladas en el marco de la Convención. Los miembros y los miembros suplentes de los Comités representan a cada región, pero a título personal; todos los demás participantes son observadores.

“Durante las dos últimas semanas, los dos comités científicos de la CITES examinaron una amplia gama de cuestiones. El Comité de Fauna proporcionó orientación técnica y científica sobre la gestión del comercio de una variedad de especies marinas, leones, trofeos de caza de leopardos, grandes simios y muchos temas más. El Comité de Flora centró gran parte de su labor en especies arbóreas y maderas de gran valor, pero también en la madera de agar, las orquídeas y el ciruelo africano. Conjuntamente, ambos comités examinaron la mejor forma de apoyar la formulación de dictámenes de extracción no perjudicial por las Partes en la CITES, las cuestiones relativas al fomento de capacidad, y los retos de regular el comercio de “vida silvestre” producida mediante la nueva biotecnología”, dijo Tom De Meulenaer, Jefe de los Servicios Científicos en la Secretaría CITES.

“En cada una de sus reuniones, los Comités examinan la información disponible sobre el comercio, y formulan recomendaciones específicas sobre especies y países a fin de asegurar que las exportaciones se realizan a niveles sostenibles. Este proceso de examen periódico es clave para garantizar que el comercio de especies de vida silvestre incluidas en la CITES no es perjudicial para las poblaciones silvestres. En esta ocasión, los Comités asesoraron sobre 30 casos, desde los loros en Guyana y Suriname hasta las maderas preciosas en varios países de África central”, añadió el Sr. De Meulenaer.

Los Comités proporcionaron asesoramiento sobre la labor de fomento de capacidad que ha de realizarse para fortalecer las autoridades científicas en las Partes CITES, centrándose en la formulación de dictámenes de extracción no prejudicial científicamente robustos y la identificación de especies incluidas en los Apéndices de la CITES.

El comercio de animales vivos de especies incluidas en los Apéndices de la CITES ha recibido recientemente gran atención del público en general. El Comité de Fauna ha comenzado a trabajar en el desarrollo de orientación no vinculante para ayudar a las Partes a determinar si el beneficiario propuesto de un espécimen vivo de una especie del Apéndice I está debidamente equipado para albergarlo y cuidarlo.

El Comité de Fauna también examinó la conservación y la gestión de una serie de especies acuáticas marinas y de agua dulce, inclusive los tiburones y las anguilas.

En su calidad de órganos consultivos científicos de la Convención, los Comités acordaron cuestiones taxonómicas y de nomenclatura, y propuestas para la próxima conferencia mundial sobre vida silvestre – la 18ª reunión de la Conferencia de las Partes en la CITES (CoP18), así como medidas para mejorar la presentación de informes y garantizar una mejor trazabilidad, subrayando además la necesidad de cooperación regional.

En su discurso de apertura, la Sra. Adrianne Sinclair, Presidenta del Comité de Flora, señaló que las especies arbóreas dominan ahora el orden del día del Comité de Flora, lo que muestra la evolución de la Convención y la fe de las Partes en la CITES para regular las especies maderables de gran valor.

El Comité de Flora recibió información actualizada sobre la labor para aplicar el Programa Especies Arbóreas de la CITES, que se inició en junio de 2017 con la finalidad de asistir a las Partes a aplicar la Convención para las especies arbóreas mediante 18 importantes proyectos en África, Asia y América Latina. El programa está financiado fundamentalmente por la Unión Europea y está diseñado para que continúe hasta 2021.

Mediante los puntos del orden del día sobre las orquídeas, la madera de agar, la industria de cosméticos, así como los dos eventos paralelos sobre plantas medicinales, el Comité de Flora envió un mensaje firme a la comunidad CITES en relación con los productos forestales distintos de la madera. El Comité alentó a que se considere con mayor detenimiento este tema cuando la comunidad CITES se prepare para la CoP18.

Este año los Comités de Fauna y de Flora han alcanzado niveles de participación sin precedentes, con las Partes y organizaciones asistiendo a las reuniones por primera vez, lo cual no solo pone de relieve un creciente compromiso con la Convención, sino que crea oportunidades para escuchar a esos individuos y reforzar asociaciones constructivas para futuras colaboraciones.

Nota a los Redactores:

Para más información y organizar entrevistas, póngase en contacto con: Liu Yuan en el teléfono +41 22 917 8130 o por correo electrónico [email protected].

Acerca de la CITES

Con 183 Partes, la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) sigue siendo uno de los instrumentos más potentes en el mundo para la conservación de la vida silvestre mediante la regulación del comercio. Miles de especies son comercializadas internacionalmente y utilizadas por las personas en su vida diaria para obtener alimentos, atención sanitaria, vivienda, recuerdos turísticos, productos cosméticos o accesorios de moda.

La CITES regula el comercio internacional de más de 36.000 especies de plantas y animales, incluyendo sus productos y derivados, con el fin de garantizar su supervivencia en el medio silvestre y beneficiar los medios de subsistencia de la población local y el medio ambiente mundial. El sistema de permisos CITES tiene por objeto procurar que el comercio de especies incluidas en los Apéndices de la CITES sea sostenible, legal y trazable.

La CITES se firmó en Washington D. C. el 3 de marzo de 1973 y entró en vigor el 1 de julio de 1975.  Para saber más sobre la CITES, visite: www.cites.org o síganos en: