Un tributo a Philippe Bouché

Nuestro amigo y colega Philippe Bouché falleció el pasado 5 de abril de 2018, en el Parque Nacional W de Níger, en África Occidental. El avión que pilotaba Philippe se estrelló durante el despegue, lo que lamentablemente causó su muerte y la de su acompañante, un funcionario del parque. Philippe deja atrás a su esposa y dos hijos.

Philippe Bouché fue un destacado experto en elefantes, ampliamente reconocido en la región de África Occidental. Sus inventarios de vida silvestre y su labor en la vigilancia de la matanza ilícita de elefantes en África Occidental y Central contribuyeron enormemente a concienciar a la comunidad internacional sobre la situación de los elefantes en la región y las amenazas para su conservación. Miembro de larga data del Grupo de Especialistas en Elefantes Africanos, asumió un papel de liderazgo en el componente de África Occidental del reciente «Gran Censo de Elefantes». En algún «rato libre» de esta semana, Philippe tenía previsto continuar su labor realizando una inspección aérea en Gambia. La pasión y el compromiso con que trabajaba dejarán un gran vacío difícil de llenar; su mordaz sentido del humor y su espíritu lúdico se echarán profundamente en falta por todos aquellos que trabajaron con él. 

Desde julio de 2016, Philippe integraba el Programa MIKE de la CITES como Asesor Técnico Superior tras colaborar con el establecimiento del programa en la región de África Occidental entre 2001 y 2004. En misiones fuera de la oficina regional de la UICN en Burkina Faso, Philippe trabajaba para crear capacidad en cuatro zonas críticas para la vida silvestre en África Central y Occidental: el Parque Nacional Boumba Bek; el Parque Nacional Dzanga Sangha; la Reserva de Fauna Okapi; y el Complejo de zonas protegidas del Parque W, un sitio que ocupaba un lugar especial en su corazón. En los años en que se desempeñó en ese cargo, su energía, dedicación y empeño arrojaron ya las primeras mejoras y las sólidas alianzas que había forjado con nuestros asociados en esas zonas son un verdadero mérito de su manera de trabajar franca y sin rodeos.

Durante su carrera, su labor lo llevó a más de 15 países, principalmente en África Occidental y Central, donde a menudo pilotaba él mismo las aeronaves o participaba en inspecciones aéreas como observador. La creación de capacidad en la próxima generación de conservacionistas estaba en el centro de gran parte de la labor de Philippe, ya fuese a través de su trabajo sobre el terreno en las regiones de África Occidental y Central, o en el salón de clase de la Universidad de Lieja, en Bélgica. Durante el poco tiempo que trabajó como Asesor Técnico Superior del Programa MIKE ya había impartido capacitación en los Parques Nacionales de Boumba Bek y Dzanga Sangha. Pero, como solía ocurrir, el Complejo del Parque W era el centro de sus esfuerzos, donde capacitó a más de un cuarto del personal de la zona protegida. Fue en el contexto de sus esfuerzos por asegurar una adecuada capacitación de todo el personal que tuvo lugar su última y trágica misión en el Parque Nacional W de Níger. 

Vayan en este momento nuestro pensamiento y más sentido pésame con la esposa, hijos, familiares y seres queridos de Philippe. 

La Secretaría de la CITES.

9 de abril de 2018