La CITES rinde homenaje al Dr. Wolfgang Burhenne

Con gran tristeza, la Secretaría de la CITES tiene que informarles del fallecimiento del Dr. Wolfgang Burhenne, uno de los principales arquitectos de la CITES.

El Dr. Wolfang Burhenne fue Gobernador Ejecutivo (honorífico) del Consejo Internacional de Derecho Ambiental (ICEL, por sus siglas en inglés). Su contribución constante al derecho ambiental internacional a lo largo de su vida incluye su participación en la redacción y promoción de algunos de los principales tratados ambientales internacionales, entre ellos, la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) que aún hoy en día es uno de los instrumentos mundiales más poderosos para la conservación de la vida silvestre a través de la regulación del comercio.

Dr. Wolfgang Burhenne fue asesor jurídico de la UICN y Director del Centro de Derecho Ambiental en Bonn, Alemania. Fue uno de los fundadores del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) que nació en 1961 a raíz del Manifiesto de Morges. También ocupó el cargo de Presidente de la Comisión de Derecho Ambiental de la UICN entre 1963 y 1969, y posteriormente entre 1977 y 1990. El Dr. Burhenne fue una de las dos únicas personas que participaron en todas las reuniones del Consejo de Administración del PNUMA. Después de la Segunda Guerra Mundial, durante la cual pasó 37 meses en Dachau, Wolfgang empezó a estudiar Derecho pero sus estudios se interrumpieron cuando fue llamado a trabajar en el ministerio bávaro de recursos naturales.

Uno de los primeros logros del Dr. Burhenne fue su colaboración con la Organización de la Unidad Africana para crear la Convención Africana de Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (Convención de Argel) en 1968. Tuvo un papel importante en el desarrollo de la Carta Mundial de la Naturaleza de 1982 adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, así como del Acuerdo de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN) sobre la Conservación de la Naturaleza y de los Recursos Naturales.

En 1960, fue elegido Presidente del Comité sobre Legislación y Administración de la UICN (conocido posteriormente como la Comisión de Derecho Ambiental o CEL, por sus siglas en inglés), llegando a ser la persona que durante más tiempo ocupara la Presidencia de una Comisión de la UICN.

Entre sus muchas distinciones figuran el Premio Elizabeth Haub de Derecho Ambiental, la Medalla en memoria de Harold Jefferson Coolidge y el Premio Sasakawa del PNUMA. Contribuyó de forma notable a la protección del medio ambiente y siempre será fuente de inspiración para los abogados ambientalistas y responsables políticos de todo el mundo.

El mundo ha perdido a uno de sus grandes abogados ambientalistas internacionales y muchos de nosotros hemos perdido a un gran amigo y consejero personal. Su legado pervive a través de su inmensa obra y a través de cada uno de los que tuvimos el privilegio de conocerle y de aprender de él.

Secretaría de la CITES

el 9 de enero de 2017