Países claves en la lucha contra el tráfico de marfil se reúnen para seguir reforzando medidas para combatirlo

Ginebra / Maputo, 7 de mayo de 2018- Más de 60 representantes de 24 países de África, Asia, Europa y América del Norte, y de organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, se reunieron en Maputo (Mozambique), del 1 al 4 de mayo de 2018, para estudiar la elaboración y la aplicación de Planes de acción nacionales para el marfil (PANM).

Según la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), algunas de sus Partes deben elaborar y aplicar PANM para fortalecer el control que ejercen sobre el comercio y el mercado del marfil, y ayudar a luchar contra su comercio ilícito. En cada PANM se describen las medidas urgentes que las Partes se comprometen a cumplir –medidas de carácter legislativo, de cumplimiento y de sensibilización, según sea necesario– y se indican los plazos e hitos para su aplicación. Las Partes en cuestión son las más afectadas por el comercio ilícito de marfil, ya sea por su condición de países de origen, tránsito o destino.

Convocada por la Secretaría de la CITES, en Maputo, en estrecha colaboración con el Ministerio de Tierras, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Mozambique y los asociados de la Secretaría en el Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre (ICCWC), la reunión contó con la generosa financiación del Reino Unido y representó una importante oportunidad de examinar la elaboración y la aplicación de los PANM y de intercambiar experiencias y mejores prácticas entre los países que cuentan con dichos planes. La reunión permitió también definir posibilidades de colaboración a largo plazo entre las autoridades encargadas del cumplimiento, actividades de cooperación regional y transfronteriza, medidas conjuntas y mecanismos de movilización de recursos. Los participantes tuvieron la posibilidad de debatir en torno a desafíos compartidos y necesidades de asistencia técnica. En el último día de reunión se celebró una Reunión Regional sobre Investigación y Análisis de Casos (RIACM),facilitada por la Interpol, durante la cual los representantes pudieron intercambiar información y datos sobre modus operandi, rutas de contrabando y otra información útil para combatir las redes de delincuencia implicadas en el tráfico de marfil.

David Morgan, Jefe de la Secretaría de la CITES, dijo: “Los esfuerzos colectivos incansables de la comunidad internacional por poner fin al aumento de la caza furtiva de elefantes en África, donde se estima que se mataron 100 000 elefantes de forma ilegal entre 2010 y 2012, está empezando ahora a arrojar algunos frutos. Tras alcanzar un pico en 2011, los índices generales de caza furtiva en África han descendido durante cinco años consecutivos. Sin embargo, se siguen necesitando medidas urgentes para hacer frente a los altos niveles de caza furtiva de elefantes y comercio ilícito de marfil. En esta reunión de Partes encargadas de preparar PANM pudimos reunir a los principales organismos que trabajan en esa lucha”.

El Ministro de Tierras, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Mozambique, el Sr. Celso Correia, afirmó: “Ganaremos la batalla contra la caza furtiva de elefantes y el comercio ilícito de marfil cuando apliquemos acciones concertadas e integradas, en particular a través de una fuerte colaboración entre los Estados del área de distribución y los Estados de destino”.

La Alta Comisionada británica en Mozambique, la Sra. Joanna Kuenssberg, señaló: “Los elefantes son parte del patrimonio natural de Mozambique y otros países. Me complace enormemente que el Reino Unido haya podido apoyar a nuestros asociados de numerosos países en la elaboración y aplicación de planes de acción nacionales para el marfil. La colaboración internacional es el único camino para vencer a los cazadores furtivos y las redes de delincuencia organizada que explotan a las comunidades vulnerables. En este evento, hemos compartido ideas para desarrollar los medios de vida de las personas que viven en zonas ricas en vida silvestre o cerca de ellas.”

Henri Fournel, Coordinador de la Subdirección de Delincuencia Organizada y Nuevas Tendencias Delictivas, afirmó: “Esta iniciativa demuestra el compromiso de los países que participan en el proceso de los PANM de unir esfuerzos para combatir las redes de delincuencia organizada que atentan contra el medio ambiente, mediante un enfoque de lucha contra la delincuencia basada en el análisis de información. La Interpol reconoce la permanente dedicación de la comunidad mundial encargada de hacer cumplir la ley, así como los esfuerzos desplegados por los Estados Miembros con el apoyo del ICCWC en su lucha contra el tráfico internacional de marfil”.

Los representantes de las Partes que aplican PANM destacaron que formalizar la colaboración entre los organismos encargados de hacer cumplir la ley a nivel nacional mediante estructuras adecuadas es un elemento esencial para hacer frente al tráfico de marfil.La misma importancia tiene la legislación que permite combatir los delitos contra la vida silvestre como delitos graves, y que prevén sanciones disuasivas contundentes.

Se examinaron la necesidad urgente de seguir fortaleciendo la colaboración entre los países del área de distribución, tránsito y destino y el mayor uso de herramientas tales como los tratados de asistencia jurídica recíproca, así como el modo en que el intercambio de información y datos puede seguir contribuyendo a fortalecer los perfiles de riesgos y los indicadores utilizados para detectar envíos ilegales de marfil.

Entre otras cuestiones analizadas en la reunión, figuran la necesidad de examinar muy de cerca las tendencias de la caza furtiva y el tráfico, con vistas a detectar y actuar con rapidez frente a nuevas tendencias delictivas, para lo cual se promueve la utilización de nuevos métodos de identificación digital del marfil, el establecimiento de bases de datos de huellas digitales electrónicas para el marfil, y la recopilación de muestras de grandes decomisos de marfil con fines de análisis forense, con el fin de respaldar las investigaciones y los enjuiciamientos.

En la reunión también se estudió la forma de movilizar más eficazmente el apoyo técnico y financiero a favor de la aplicación de los PANM, así como oportunidades de que dicho apoyo, al igual que el prestado por el sector privado y las organizaciones de la sociedad civil, contribuya a combatir el comercio ilícito de marfil.

Los progresos en la elaboración y la aplicación de los PANM serán evaluados con ocasión de la 70ª reunión del Comité Permanente de la CITES (SC70), que se celebrará en Rosa Khutor, Sochi (Federación de Rusia), del 1 al 5 de octubre de 2018.