Se alienta al sector del transporte aéreo a sumarse para combatir el comercio ilegal de vida silvestre

Únicamente para uso de los medios de comunicación;
no se trata de un documento oficial.

 

COMUNICADO DE PRENSA

Se alienta al sector del transporte aéreo a sumarse para combatir el comercio ilegal de vida silvestre

Se solicita a los aeropuertos del mundo que coloquen carteles visibles de la CITES para crear conciencia pública respecto de la escala y consecuencias del comercio ilegal de vida silvestre

Ginebra, 29 de septiembre de 2015: El Secretario General de la CITES, John E. Scanlon, asistió en el día de hoy a la Cumbre 2015 de Aviación Global Sostenible del Grupo de Acción del Transporte Aéreo (ATAG) que se llevó a cabo en Ginebra. El evento representa a toda la industria del transporte aéreo y combina discusiones de alto nivel político y sesiones técnicas.

El Sr. Scanlon conversó e intercambió opiniones con líderes en la industria del transporte aéreo sobre el “rol del transporte aéreo en la reducción del comercio ilegal de vida silvestre”, luego de haberse dirigido a la Reunión General Anual de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) en Miami, en junio de este año.

Vivimos en un mundo interconectado y hoy en día existen más de:

  • 1.100.000.000 de llegadas de turistas internacionales por año
  • 100.000 vuelos por día
  • 500 millones de contenedores enviados al año

“Los grupos transnacionales de crimen organizado explotan estas formas legales de transporte para trasladar su contrabando. El cuerno ilegal de rinoceronte y las escamas de los pangolines se transportan habitualmente por vía aérea. El marfil de elefante ilegal en crudo se transporta principalmente por vía marítima, mientras que la mayor parte del marfil trabajado aparentemente escoge el avión.

El comercio ilegal de vida silvestre ocurre a niveles industriales, pero en el contexto de los volúmenes totales de transporte marítimo y aéreo, en general es como buscar “una aguja en un pajar”, ya que que sólo una pequeña porción de la carga o de los pasajeros trasladan vida silvestre comercializada ilegalmente”, mencionó Scanlon.

Para que los esfuerzos de aplicación sean efectivos, el Sr. Scanlon destacó que los organismos de aplicación necesitan buena información e inteligencia, y aquí es donde el sector de transporte puede tener un rol vital, considerando que el personal podría ser ojos y oídos en el terreno, prestando atención, escuchando o transmitiendo información a las autoridades correspondientes sobre cualquier actividad sospechosa que vean.

Una Fuerza de Tareas de Transporte establecida por la Fundación Real, con el patrocinio del Su Majestad el Duque de Cambridge y presidida por William Hague para abordar cómo puede colaborar el transporte en la lucha contra el comercio ilegal de vida silvestre ya ha identificado tres aéreas en las que el sector de transporte podría colaborar y las ha compartido durante la Cumbre, y son:

  • Adopción y divulgación de la política de tolerancia cero en el comercio ilegal de vida silvestre
  • Creación de conciencia entre clientes, pasajeros y empleados, respecto de la dimensión, naturaleza e impactos de este comercio ilegal (lo que incluye los carteles en los aeropuertos, las revistas de abordo y los videos)
  • Apoyo a aduanas y otros organismos de aplicación mediante el suministro de información o inteligencia que el personal puede obtener en el terreno.

Esta tarea está aún en proceso a cargo del Grupo de Tareas y se espera contar con las recomendaciones definitivas a fines de 2015.

 “Existe un esfuerzo colaborativo global de todos los gobiernos, las Naciones Unidas, las organizaciones internacionales e internacionales, las entidades filantrópicas, el sector privado, las comunidades locales y los individuos para luchar contra el comercio ilegal de vida silvestre, y la semana pasada la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó las Metas de Desarrollo Sostenibles que incluyen objetivos específicos para poner fin a la caza furtiva y el contrabando. La comunidad de la aviación tiene una función vital en este emprendimiento y hoy nos dirigimos a ustedes para que se unan en este esfuerzo colectivo global y ayudar a poner fin a estos delitos altamente destructivos”, finalizó Scanlon.

En sus comentarios, el Sr. Scanlon alentó a todos los aeropuertos a colocar carteles prominentes para generar conciencia entre los viajeros sobre la escala y las consecuencias del comercio ilegal de vida silvestre y de las graves multas que se aplican al comercio ilegal.

En respuesta al lobby sufrido por la industria de la aviación, especialmente en el último tiempo, para que tome posición sobre el transporte como carga de determinados productos de vida silvestre, Scanlon declaró que “nuestro foco es el comercio ilegal de vida silvestre. Estamos decididos a detenerlo. Esto exige un esfuerzo a gran escala y colaborativo, en el que los miembros de ATAG tienen un rol fundamental. Tenemos aún mucho trabajo por delante para lograr el objetivo de detener el comercio ilegal de vida silvestre y es aquí donde creemos que debemos concentrarnos.”

Para leer el discurso completo, haga clic aquí.

Leer más:

Nota a los Redactores: Para más información, póngase en contacto con Liu Yuan en el teléfono +41 22 917 8130, o por correo electrónico [email protected].

Acerca de la CITES
 
Con 181 Estados Miembros, la CITES sigue siendo uno de los instrumentos más potentes en el mundo para la conservación de la biodiversidad mediante la regulación del comercio de especies de flora y fauna silvestres. Se comercian miles de especies internacionalmente y son utilizadas por las personas en su vida diaria con fines alimentarios, de vivienda, tratamientos de salud, turismo ecológico, productos cosméticos y de moda.
 
La CITES regula el comercio internacional de más de 35.000 especies de plantas y animales, incluyendo los productos y derivados de las mismas, con el fin de garantizar su supervivencia en el medio silvestre y beneficiar el sustento de las poblaciones locales y el medio ambiente mundial. El sistema de permisos CITES tiene el objetivo de garantizar que el comercio de las especies incluidas en los Apéndices de la CITES sea sostenible, legal y trazable.
 
La CITES se firmó en Washington D. C. el 3 de marzo de 1973.
 
Para saber más sobre la CITES, visite: www.cites.org o síganos en:

www.facebook.com/CITES
www.twitter.com/CITES
www.youtube.com/c/CITES
www.flickr.com/CITES
www.linkedin.com/company/cites-org