Palabras de bienvenida del Secretario General de la CITES en la 28ª reunión del Comité de Fauna de la CITES

28ª reunión del Comité de Fauna de la CITES

30 de agosto a 3 de septiembre de 2015

Tel Aviv, Israel

Palabras de bienvenida de John E. Scanlon, Secretario General de la CITES

 

Ministro de Medio Ambiente, Sr. Avi Gabai;

Director General de la Autoridad de Naturaleza y Parques de Israel, Sr. Shaul Goldstein;

Director General Adjunto, Jefe de la División de Naciones Unidas y Organizaciones Internacionales y Ministro de Relaciones Exteriores, Sr. Aharon (“Roni”) Leshno Yaar;

Presidenta del Comité de Fauna, Sra. Carolina Cáceres, y miembros del Comité de Fauna;

Distinguidos invitados, amigos y colegas:

Es un gran placer para mí estar hoy con ustedes en Tel Aviv en la 28ª reunión del Comité de Fauna de la CITES. Es esta la primera vez que un órgano de la CITES se reúne en Israel en los más de 40 años de historia de la Convención y quisiera agradecer sinceramente al Gobierno y al pueblo de Israel por su cálida hospitalidad e impecable organización de la reunión.

Nos complace comunicar que para esta reunión se han registrado más de 200 participantes de más de 50 países y aprovecho la ocasión para reconocer la magnífica labor de preparación realizada por la Autoridad de Naturaleza y Parques de Israel y expresar nuestro más sincero agradecimiento al Director General, el Sr. Goldstein, y a su equipo. También quisiera destacar la presencia del Presidente de nuestro Comité Permanente, el Sr. Øystein Størkersen, quien ha participado en todas y cada una de las reuniones ordinarias del Comité de Fauna desde que Noruega asumió la Presidencia en 2010.

-----

Colegas, la ciencia ocupa un lugar central para la CITES. Las recomendaciones basadas en datos científicos que se formulen en la reunión de esta semana ofrecerán a las Partes en la CITES el mejor asesoramiento científico disponible para que adopten decisiones fundamentadas para la conservación y el uso sostenible de las especies de flora y fauna silvestres, a medida que nos preparamos para la 17ª reunión de la Conferencia de las Partes (CoP17), que esperamos con mucho interés celebrar en tan solo 12 meses, en Johannesburgo (Sudáfrica).

Tienen ustedes una agenda completa, que abarca una gran variedad de especies, así como cuestiones técnicas y, en algunos casos, asuntos que tienen importantes repercusiones normativas para las Partes en la CITES. Entre las especies incluidas en la agenda está el león africano, que ha generado titulares en todo el mundo en las últimas semanas.

-----

En los resultados de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo sostenible, o Río+20, se reconoció el importante papel de la CITES como un “acuerdo internacional que se sitúa en la intersección entre el comercio, el medio ambiente y el desarrollo”, lo cual reforzó la relación entre la aplicación de la CITES y el desarrollo sostenible.

La amplia cobertura mediática de la gestión y el comercio de las especies silvestres en las últimas semanas y meses ha puesto de manifiesto el hecho de que la CITES es a menudo el centro de un importante debate sobre cuestiones vinculadas directa o indirectamente a la conservación, entre otras cosas, el uso sostenible, el bienestar de los animales y sus derechos.

Estas perspectivas relacionadas, aunque posiblemente contrapuestas, generan mucho interés entre los profesionales y el público en general, como se ve reflejado en la amplia cobertura que los medios de comunicación tradicionales y sociales, y los artículos académicos, realizan de las cuestiones relacionadas con la CITES.

Es probable que la CITES sea el único foro mundial donde expertos y grupos de defensa con una gran variedad de puntos de vista se reúnen para debatir y contribuir a la adopción de decisiones y recomendaciones sobre esas cuestiones, lo cual le aporta una gran fortaleza.

-----

La CITES se ocupa tanto del comercio como de la conservación y utiliza medidas relacionadas con el comercio para alcanzar sus objetivos de conservación. Es también el primer, y posiblemente el único, instrumento jurídico mundial que defiende directamente el bienestar animal, aunque sea en relación con un número limitado de cuestiones, y que aborda fundamentalmente el transporte de especímenes vivos para el comercio.

Hasta la fecha, los Estados han considerado que la mayoría de las cuestiones relacionadas con el bienestar animal deben regularse a través de la legislación nacional, y no tanto por el derecho internacional, por lo que no existe en la actualidad ningún tratado mundial que regule ni el bienestar ni los derechos de los animales.

Es quizás en parte por esta razón que la CITES suele ser un foro donde se expresan una gran variedad de opiniones divergentes sobre el comercio internacional de animales silvestres, incluidas aquellas relacionadas con transacciones comerciales concretas, ya sea que las medidas propuestas por los diversos actores se inscriban o no en el mandato actual de la CITES.

-----

Planteo estas cuestiones hoy para recordar que, si bien existen muchos puntos de vista legítimos y defendidos con fervor sobre la gestión y el comercio de las especies silvestres, es el texto de la Convención y de las resoluciones y decisiones adoptadas por la Conferencia de las Partes el que guía nuestro mandato, el cual está sujeto al imperio de la ley. Por consiguiente, hay algunas cuestiones que exceden el cometido actual de este Comité y de la Convención.

No obstante, si bien existen límites en el mandato actual de la CITES, que ha evolucionado en el tiempo, el debate más amplio queda planteado. Los medios de comunicación sociales, con todos sus defectos y virtudes, impulsan en gran medida este debate y quizás debamos pensar en cómo participar más en él y ayudar a aportar conocimientos.

Por ejemplo, algunas de las cuestiones científicas que me pregunto cuando hablo con la gente y sigo este amplio debate es cómo conciliar la protección de un animal en concreto con la conservación de su especie. La CITES se ocupa de la conservación de la especie pero, ¿son estos propósitos irreconciliables? La Convención aborda algunos aspectos relacionados con el bienestar animal, pero la mayoría de ellos conciernen al ámbito nacional. ¿Existe la posibilidad de ofrecer más orientación a las Partes sobre el bienestar animal, por ejemplo, sobre el trato a los animales antes o después de su comercio internacional? ¿O es mejor dejar esta tarea en manos de los Estados, como es el caso actualmente?

También observo que la conservación y el uso sostenible, el bienestar animal y los derechos de los animales son perspectivas que interactúan en este debate, aunque muchas veces no se comprenden del todo las consecuencias de los distintos enfoques. Para las Partes en nuestra Convención y el público en general podría ser útil tener una idea más clara de estas distintas perspectivas, así como del modo en que se relacionan con los objetivos de conservación de la CITES y la forma en que podemos profundizar en ellas en el contexto de la CITES, reconociendo al mismo tiempo que algunos temas quedan fuera de nuestro ámbito jurídico y habrán de abordarse en otros foros.

-----

Colegas, el éxito de la CITES recae en las contribuciones, el compromiso permanente y la colaboración entre múltiples organizaciones y personas de distintas disciplinas y diversos intereses y puntos de vista.

Está claro que nos beneficiamos del rico y variado interés que suscita la Convención. Nos alienta enormemente la participación en esta reunión de nuestros dedicados miembros de Comités, las Partes en la CITES interesadas y los muchos observadores comprometidos, y agradecemos sinceramente a todos ustedes por ofrecer voluntariamente sus conocimientos a la CITES.

Como saben, la Secretaría está sufriendo una transición importante en la actualidad debido a la jubilación de cinco altos funcionarios y la puesta en marcha de una nueva y amplia reforma administrativa en las Naciones Unidas ―denominada Umoja― que están teniendo fuertes repercusiones en su labor.

-----

Permítanme concluir felicitando al Sr. Tom De Meulenaer por su merecido nombramiento como Jefe del Equipo de Servicios Científicos y agradeciendo al Sr. David Morgan por su excelente trabajo como Jefe antes de pasar a su nueva función en la Secretaría. Permítanme también presentarles a tres nuevos integrantes de la Secretaría: la Sra. Nadia Berny, nuestra Asistente de Reuniones y Conferencias, el Sr. Daniel Kachelriess, nuestro Funcionario de Especies Marinas ―y primer funcionario profesional subalterno de la CITES―, y al Sr. Johannes Stahl, nuestro Funcionario Científico de Apoyo para Fauna.

Gracias nuevamente a nuestro generoso anfitrión, el Gobierno y el pueblo de Israel, a todos ustedes por su participación y a nuestro incansable equipo de la Secretaría.

Les deseo una fructífera reunión aquí en Tel Aviv.