Comentarios del Secretario General de la CITES sobre la destrucción de marfil de elefante confiscado, en Bangkok, Tailandia

John E. Scanlon, Secretario General de la CITES

(Texto leído por la Sra. Margaret Akulio, funcionaria a cargo de la UNDOC para el Sudeste asiático y el Pacífico)

Sede del DNP

26 de agosto de 2015

 

Honorable Primer Ministro, Excmo. General Prayut Chan-O-Cha.

Honorable Ministro de Recursos Naturales y Medioambiente, Excmo. General Surasak Kanchanarat.

Funcionarios de departamentos relacionados con la implementación del Plan de Acción Nacional de Marfil en Tailandia.

Estimados invitados, damas y caballeros:

Me gustaría expresar mi más sincero agradecimiento al Gobierno del Reino de Tailandia por haberme invitado a presenciar la destrucción de 2,15 toneladas de marfil de elefante confiscado, que se realizará el día de hoy.

Lamento profundamente no poder estar en persona en Bangkok y agradezco a la Sra. Margaret Akullo de la UNODC por representarme en el día de hoy. UNDOC es un socio fundador del Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre (ICCWC), (una iniciativa de la Secretaría de la CITES, INTERPOL, UNODC, el Banco Mundial y la Organización Mundial de Aduanas).

-----

Durante la 16º reunión de la Conferencia de las Partes de la CITES, que se llevó a cabo en Bangkok en marzo de 2013, las Partes de la CITES demostraron que están preparadas para trabajar en conjunto en pos de garantizar la supervivencia del elefante africano. Unieron sus voces respecto de la necesidad de tomar acciones decisivas para detener las alarmantes tendencias de caza furtiva y tráfico ilegal.

El importante evento de hoy, que cuenta con la presencia de Excmo. Primer Ministro de Tailandia colabora para general mayor conciencia a nivel local, nacional y global sobre los devastadores impactos del comercio ilegal del marfil de elefante y la constante determinación de Tailandia y la comunidad internacional para detenerlo.

Esto ocurre apenas un mes después de que los Estados Miembro de las Naciones Unidas adoptaran la primera resolución específica de la Asamblea General de la ONU para luchar contra el tráfico ilegal de flora y fauna silvestres.

-----

En 2013, las Partes de la CITES también reconocieron la necesidad de tomar acciones específicas y a corto plazo a lo largo de toda la cadena de comercio ilegal del marfil, desde los Estados de existencia y tránsito hasta los de destino y mercados finales, para abordar tanto la oferta como la demanda. Esto resultó en que se solicitara a 19 de las Partes, Tailandia entre ellas, la elaboración de Planes de Acción Nacionales para el Marfil para fortalecer sus controles en el comercio y sus mercados, y ayudar a combatir el comercio ilegal del marfil.

El Plan de Acción revisado de Tailandia fue presentado ante la Secretaría en septiembre del año pasado y los amplios y detallados informes de avances presentados ante el Comité Permanente de la CITES este año muestran el progreso irrefutable en su implementación. 

Este progreso incluye reformas legislativas trascendentes. En enero, entró en vigencia la nueva Ley de Marfil de Elefante, al igual que modificaciones paralelas a la Ley de Protección y Conservaciones de animales de la vida silvestre. Estos cambios aportaron nuevas sanciones para el comercio y posesión ilegal de marfil de elefante africano de hasta cuatro años de prisión, lo que lo convierte en un “delito grave” (según se define en la Convención de las Naciones Unidas contra el Delito Transnacional Organizado).

La entrada en vigencia de las nuevas leyes y políticas en Tailandia es de gran importancia y Tailandia ha mejorado notablemente los esfuerzos de aplicación de la ley en el terreno para detectar y detener cualquier tipo de comercio ilegal de marfil. Esto incluye la creación de equipos de patrullas especiales para el comercio de marfil en todo el país y equipos de fuerzas de tareas especiales de inteligencia y detención del comercio de marfil dentro de la Policía Real de Tailandia. Junto con estos esfuerzos, se han implementado nuevos sistemas de registro para los poseedores y comerciantes de marfil y sus existencias, además de campañas educativas públicas de gran alcance, que incluyen a los guías turísticos.

En diciembre del año pasado, viajé a Bangkok para constatar personalmente el amplio rango de actividades en curso y tuve el gran honor de encontrarme con el Ministro de Recursos Naturales y Medioambiente, funcionarios de alto nivel de la Policía Real de Tailandia, además de funcionarios de más de 20 organismos de gobierno, todos comprometidos con la implementación del Plan de Acción de Tailandia.

Es de vital importancia que este enorme esfuerzo se sostenga y Tailandia tendrá la oportunidad de presentar los avances ante el Comité Permanente de la CITES el próximo mes de enero.

-----

Estimados invitados, la destrucción del marfil de elefante confiscado, hoy en Bangkok no pondrá fin al comercio ilegal de marfil de elefante. Sin embargo, garantiza que nadie se aprovechará de este contrabando y nos brinda una excelente oportunidad para crear conciencia pública respecto de las reformas legislativas de Tailandia y las graves sanciones que se encuentran en vigor para penar el comercio ilegal de marfil de elefante africano.

También creamos conciencia respecto de que las ciencias forenses modernas nos permiten identificar la edad y el origen del marfil. Esto significa que es simple distinguir entre el marfil africano y el tailandés, y convierte la identificación, acusación y condena de quienes buscan introducir ilegalmente el marfil africano en el comercio doméstico del marfil tailandés en una tarea muy factible.

-----

El reconocimiento de las Partes de la CITES durante nuestro encuentro del CoP16 en Bangkok es aún más relevante hoy en día: revertir las perturbadoras tendencias sobre la caza furtiva de elefantes y el tráfico ilegal de marfil exige un esfuerzo internacional colectivo y constante, y agradecemos profundamente al Excmo. Primer Ministro de Tailandia por fortalecer aún más la determinación colectiva de la comunidad global en pos de detener la caza furtiva de elefantes y el tráfico ilegal de marfil. 

-----

Nota para los lectores:

La orientación proporcionada por las Resoluciones de la CITES es que el marfil de elefante comercializado de manera ilegal y confiscado debe restringirse a solamente cuatro usos, concretamente, ‘científico bona fide, educativo, de observancia o para fines de identificación’.  Cuando esto no sea posible, la Resolución brinda dos opciones, a saber, almacenar los especímenes en un depósito o destruirlos.

Como Secretario General, no aconsejo ni desaconsejo a los países (Estados Partes en la CITES) a que escojan una opción o la otra. Cada país deberá escoger por sí mismo la opción.

Sin embargo, cuando un país, como Tailandia, toma la decisión de destruir públicamente sus existencias de marfil de elefante decomisado, considero que esto ofrece una oportunidad única para dirigir la atención pública a la magnitud, naturaleza y efectos de los delitos graves que subyacen estas incautaciones y para tener un efecto disuasorio con respecto al comercio ilegal.

La clasificación de los delitos contra la vida silvestre como delitos graves cobra aún mayor impulso gracias a la recientemente adoptada Declaración de Doha, durante el Congreso de las Naciones Unidas sobre la Prevención del Delito y la Justica Penal en 2015, y mediante la adopción de la primera resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas para luchar contra el tráfico ilegal de flora y fauna silvestre.

Durante los últimos 24 meses, hemos tomado conocimiento sobre la destrucción de marfil de elefante comercializado en forma ilegal que ha sido confiscado a lo largo de toda la cadena de comercio ilegal, en Bélgica, Chad, China, República del Congo, Etiopia, Francia, Gabón, Hong Kong, Kenia, Mozambique, las Filipinas, los Emiratos Árabes Unidos y los Estados Unidos de América. 

Para mayor información véase:

‘CITES and confiscated elephant ivory and rhino horn – to destroy or not destroy?’ John E. Scanlon, October, 2014

CITES Secretary-General's remarks on the destruction of confiscated elephant ivory at Times Square, New York, the United States of America

CITES Secretary-General's remarks on the destruction of confiscated elephant ivory in Beijing, China

CITES Secretary-General's remarks to the first destruction of confiscated elephant ivory in the United Arab Emirates

CITES Secretary-General's remarks at the destruction of confiscated rhino horn in the Czech Republic

CITES Secretary-General's remarks at the first destruction of confiscated elephant ivory in Hong Kong SAR, China

CITES Secretary-General’s statement at an event to crush confiscated elephant ivory in Dongguan, China

CITES CoP16, Bangkok 2013: A ‘Watershed Moment' for Combating Wildlife Crime

CITES National Ivory Action Plans

CITES Secretary-General visits Thailand to discuss national ivory action plan