Se suprimen los controles en las fronteras de Asia central. El comercio de especies silvestres está en la mira.

Únicamente para uso de los medios de comunicación;
no se trata de un documento oficial.

 

 

COMUNICADO DE PRENSA

Se suprimen los controles en las fronteras de Asia central. El comercio
de especies silvestres está en la mira.

 

Bonn, Alemania, 1 de Julio de 2014 – Una nueva serie de estudios dados a conocer hoy revelan que los miembros de la recientemente creada Unión aduanera Euroasiática (ECU, por sus siglas en inglés, que consta de Belarús, Kazajstán y Rusia) necesitan adoptar un enfoque bien coordinado para regular mejor el comercio de especies de fauna y flora silvestres y evitar los posibles efectos negativos que dicho comercio puede tener en la supervivencia de especies silvestres en Asia central.

La ECU es una amplia región que se extiende en el oriente hasta China y en el occidente hasta la Unión Europea. Con la creación de la ECU se han abierto las fronteras entre los países que la componen, de manera similar a otras zonas de integración económica regionales.

Aunque la supresión de los controles de fronteras internos no afecta formalmente la aplicación y observancia de las obligaciones previstas en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), en práctica la eliminación de dichas fronteras podría provocar una libre circulación y movimientos no declarados de especies silvestres dentro de la ECU, entre otras, especies incluidas en la Convención.

Estos son tan sólo algunos de los hallazgos que revelan los tres informes de la región publicados hoy por TRAFFIC y la Secretaría de la CITES en inglés y ruso. Los informes se presentaron en la 18a reunión del Consejo Científico de la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres(CMS)que comenzó hoy en Bonn, Alemania, donde se presenta un proyecto de iniciativa para mamíferos de Asia central a los científicos de la CMS.

“Las fronteras políticas no suelen coincidir con hábitats naturales o ecosistemas, en especial en regiones montañosas en las que las fronteras nacionales siguen crestas. Las cabras y predadores de la montaña, como leopardos de las nieves y lobos, viven en ambos lados de las fronteras, por lo que la cooperación transfronteriza entre ministerios países y tratados es esencial para conservar escalas espaciales más extensas, gestionar mejor las especies y ayudar a prevenir el comercio internacional ilegal – el carnero de Marco Polo (Argalí) en las montañas del Palmir es tan sólo una de las especies que se encuentra en los cinco países” dijo David Morgan, Jefe de la Dependencia de Apoyo Científico, CITES.

Los países de Asia central son hogar de una gran variedad de fauna y flora que también se encuentra amenazada por el comercio ilegal de cuernos de Saiga, almizcle, pieles de leopardo de las nieves, halcones vivos, argalíes y especies de plantas endémicas de la región del Cáucaso. 

“La Iniciativa para mamíferos del Asia central de la CMS (CAMI, por sus siglas en inglés) reúne a todos los países de Asia central para conservar la vida silvestre más allá de las fronteras en este lugar clave para la migración de animales,” dijo Christiane Röttger, oficial regional para Asia central de la CMS.

“La estrecha colaboración entre la CMS, la CITES, las agencias del gobierno y las ONG como TRAFFIC es vital para enfrentar conjuntamente el comercio ilegal de especies silvestres y gestionar de manera sostenible estas carismáticas especies que se encuentran en la región como el leopardo de las nieves, el antílope saiga y el argalí. Los tres informes nuevos presentados hoy en el Consejo científico de la CMS harán una contribución importante al futuro trabajo de CAMI.”

La falta de consistencia en el control del comercio de especies silvestres podría provocar que se explote el eslabón más débil de la cadena, lo que provocará que el comercio ilegal ingrese a la ECU “por rutas con menor riesgo detectarse”, o “compra de permisos,” cuando los comerciantes a los que se les ha negado un permiso en alguno de los países miembro de ECU lo obtienen de otro país. La posible expansión de la ECU para incluir países que no son Partes de la CITES como Tayikistán podría crear un elemento de complejidad adicional para los responsables de la aplicación y observancia de la CITES en la región. Los Estados miembro de la ECU también necesitan colaborar estrechamente en medidas de gestión como el establecimiento de cupos o la formulación de “dictámenes sobre extracciones no perjudiciales”, un requisito clave antes de que los países puedan permitir la exportación de especies incluidas en la CITES, según estipula la CITES.

“Asia central es el hogar de una amplia gama de especies carismáticas que son símbolos importantes de la diversidad regional y que son de gran importancia para la economía de la región, pero la apertura de las fronteras dentro una unión aduanera crea desafíos obvios  para la reglamentación del comercio de especies silvestres para prevenir prácticas ilegales y no sostenibles”, dijo Stephanie von Meibom, Director Regional de TRAFFIC para Europa.

“La caza de trofeos también podría verse afectada. Se trata de una actividad importante en esta región puesto que Rusia y varios países de Asia central son destinos populares para cazadores europeos en busca de trofeos  de varias especies de aves y mamíferos. Para ciertas especies, si están bien gestionadas, la caza legal o de trofeos puede contribuir a la conservación de la biodiversidad y del sustento de las poblaciones locales”, concluyó David Morgan.

En un reciente análisis de TRAFFIC de las bases de datos de comercio de la CITES se mostró que, entre 2000 y 2010, se exportaron 10 245 artículos de caza de trofeos de especies incluidas en los Apéndices de la CITES de los países del proyecto. Casi todos los artículos de trofeos eran de argalí, oso pardo y lobo. La mayoría se exportaron de Rusia (9473 trofeos), con menores números de Tayikistán (705), Kirguistán (668) y Kazakstán (126) y 13 de Uzbekistán.

Sin embargo, hay un gran número de ejemplos recientes de caza furtiva y de comercio ilegal de trofeos de especies incluidas en la CITES en la región. Se desconoce el nivel real de extracción ilegal. Los casos conocidos pueden representar una proporción muy pequeña del verdadero número. Los recursos para el sector de conservación de especies silvestres son insuficientes en la región debido a la falta de fondos, personal capacitado, transporte y otros equipos, lo que limita drásticamente la eficacia de los esfuerzos para combatir la caza furtiva.

Desde 2004, la CITES ha avanzado para fortalecer su cooperación con la CMS para aportar un enfoque más coherente para la conservación y uso sostenible de las especies incluidas en las dos convenciones. Esta cooperación se expresa en un Memorando de Entendimiento y en un programa permanente de actividades conjuntas. Estos informes publicados hoy serán de gran valor para las Partes de las dos convenciones.

La CITES, con fondos de la Unión Europea, encomendó a TRAFFIC para que compilara los tres informes que examinan estos y otros asuntos de comercio de especies silvestres, con miras a fortalecer las capacidades de aplicación y cumplimiento de la CITES en Asia central y Rusia. TRAFFIC espera que estos informes contribuyan a promover la coordinación regional, cooperación e intercambio de información entre los países relevantes de Asia central y a continuar apoyando a los países en el manejo del uso y comercio de fauna y flora silvestres en la región.

Los tres informes son:

El comercio de especies silvestres en la Unión aduanera Euroasiática y en determinados países de Asia central, en el que se examina la aplicación de la CITES en la ECU y en países de Asia central seleccionados.

Marco para los dictámenes de extracción no perjudicial de la CITES para trofeos de caza con un enfoque en Argalí Ovis ammon, en el que se brinda ayuda para determinar si el comercio de especies para trofeos particulares puede perjudicar su supervivencia.

La caza de trofeos de especies incluidas en la CITES en Asia central, en el que se examinan las políticas y reglamentaciones que tratan la caza de trofeos en determinados Estados del área de distribución de Argalí Ovis ammon y brinda un marco para el establecimiento de programas de caza sostenible que apoyen la conservación.

Nota a los redactores:

Para más información, pónganse en contacto con Juan Carlos Vásquez, en el teléfono +41 22 917 8156, o por correo electrónico [email protected].

Richard Thomas, Global Communications Co-ordinator, TRAFFIC: +44 1223 651782 o  [email protected].

Informes disponibles:

El comercio de especies silvestres en la Unión aduanera Euroasiática y en determinados países de Asia central disponible en inglés y en ruso.

Marco para los dictámenes de extracción no perjudicial de la CITES para trofeos de caza con un enfoque en Argalí Ovis ammon, en inglés y en ruso

La caza de trofeos de especies incluidas en la CITES en Asia central, en inglés y en ruso.

Acerca de la CITES:

Con 180 Estados Miembros, la CITES sigue siendo uno de los instrumentos más potentes en el mundo para la conservación de la biodiversidad mediante la regulación del comercio de especies de flora y fauna silvestres. Se comercian miles de especies internacionalmente y son utilizadas por las personas en su vida diaria con fines alimentarios, de vivienda, tratamientos de salud, turismo ecológico, productos cosméticos y de moda.

La CITES regula el comercio internacional de más de 35.000 especies de plantas y animales, incluyendo los productos y derivados de las mismas, con el fin de garantizar su supervivencia en el medio silvestre y beneficiar el sustento de las poblaciones locales y el medio ambiente mundial. El sistema de permisos CITES tiene el objetivo de garantizar que el comercio de las especies incluidas en los Apéndices de la CITES sea sostenible, legal y trazable. La CITES se firmó en Washington D. C. el 3 de marzo de 1973.

www.facebook.com/CITES
www.twitter.com/citesconvention
www.youtube.com/citesvd
www.flickr.com/cites

Acerca de TRAFFIC:

TRAFFIC, la red de supervisión del comercio de especies silvestres, tiene por finalidad garantizar que el comercio de animales y plantas silvestres no constituye una amenaza para la conservación de la naturaleza.TRAFFIC es una organización no gubernamental y es una alianza estratégica de la UICN y WWF.