Comentarios de apertura durante el taller de estrategias de la demanda para contener el comercio ilegal de marfil

Comentarios de apertura durante el taller de estrategias de la demanda
para contener el comercio ilegal de marfil
 

Secretario General de la CITES, Sr. John E. Scanlon

Hangzhou, China

Enero 28 al 29 de 2015

 

Sr. Liu Dongsheng, Viceadministrador, Administración Forestal Estatal

Sr. Lin Yunju, Director General del Departamento Forestal de la Provincia de Zhejiang

Dr. Meng Xianlin, Director-General, Autoridad de Gestión de la CITES de China

Estimados invitados, damas y caballeros.

Me gustaría expresar mi sincero agradecimiento al Gobierno de la República Popular de China por organizar este taller en conjunto con la Secretaría de la CITES y por haberme invitado a compartir algunos breves comentarios de apertura esta mañana.

Del mismo modo, me gustaría agradecer profundamente a los representantes de la Administración Forestal Estatal de China, al Ministerio de Relaciones Exteriores, al Ministerio de Cultura y a la Administración General de Aduanas, así como a los representantes del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, de los Estados Unidos de América y de la Comisión Europea que están participando de este taller innovador. Les doy también la bienvenida a los representantes del Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas, del Programa para el Medio Ambiente de las Naciones Unidas, de la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito,  del Banco Mundial, de los sectores privados, organizaciones no gubernamentales y expertos y especialistas de diferentes disciplinas, entre ellos los círculos de colecciones e inversores de arte.

-----

Como muchos de ustedes saben, la actividad del tallado del marfil proveniente del colmillo del elefante y otros mamíferos ha existido desde tiempos inmemoriales en varias regiones y a través de diferentes culturas. Durante los últimos siglos, la demanda de marfil, tanto tallado como en bruto, ha sido generada principalmente por compradores de Europa, América del Norte y Asia.

La CITES tiene un origen relativamente reciente, en 1973, y con la entrada en vigencia de la CITES en 1975 el comercio internacional de especímenes de animales y plantas silvestres, entre ellos el marfil del elefante (ya que el elefante africano fue introducido en los apéndices en 1976) fue objeto de regulación por primera vez.

La CITES busca garantizar que el comercio internacional de la fauna y flora salvajes sea legal, sostenible e identificable. El alarmante nivel elevado actual de la caza furtiva de elegantes africanos con el fin de obtener el marfil ha traído como consecuencia comercio ilegal y no sostenible, aunque los esfuerzos para identificar este tráfico ilegal y a sus responsables, son cada vez más efectivos.

Las poblaciones de elefantes en toda África se ven gravemente afectadas por la caza furtiva y, en determinados sitios se han reducido drásticamente debido a esta práctica, que se convierte en el impacto humano más inmediato sobre esta especie icónica, aunque también se reconocen las amenazas que representan la pérdida del hábitat y otros factores. El comercio ilegal de marfil del elefante está además llenando ilegalmente los bolsillos de los cazadores furtivos, los comerciantes ilegales y los especuladores, a expensas de los ecosistemas y los servicios que proveen, y al mismo tiempo socava la norma, las economías locales y nacionales y en algunos casos, la seguridad nacional y regional.

Según fue reconocido en los resultados de la conferencia de Rio+20 organizada por las Naciones Unidas en 2012, el tráfico internacional de vida silvestre exige que se tome acción vehemente tanto sobre la oferta como sobre la demanda.

Como consecuencia de las decisiones tomadas durante la 16a reunión de la Conferencia de las Partes de la CITES en 2013, algunos estados que cuentan con hábitats para el elefante africano están realizando denodados esfuerzos para combatir la caza furtiva de la especie y controlar la demanda de marfil ilegal. Los países de destino y tránsito también han intensificado sus esfuerzos en la aplicación de la ley para controlar con mayor eficiencia sus fronteras y observamos una mayor cooperación para combatir el comercio ilegal de vida silvestre a lo largo de toda la cadena de demanda ilegal.

El taller de hoy tiene como foco la demanda, en especial con relación al mercado del marfil en China. Esperamos hacer uso de nuestro tiempo juntos para entender con mayor profundidad este mercado y los generadores de la demanda, legal e ilegal, de marfil; lo que implica comprender mejor y concentrarse en los principales actores involucrados. También tenemos como objetivo generar conciencia sobre las duras penas que se aplican actualmente a los traficantes de marfil, los vendedores y los inversores que tratan con marfil de forma ilegal, y los impactos devastadores que estas inversiones ilícitas tienen sobre los elefantes y las personas.

Esta semana también abordaremos el patrimonio: nacional, mundial, cultural y natural.

Los elefantes africanos son parte integral de sitios que han sido reconocidos internacionalmente por su Valor Universal Excepcional según la Convención de Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1972. Se consideran parte del patrimonio natural mundial, son parte irreemplazable de los sistemas naturales de África y gran fuente de inspiración. Hemos visto recientemente sitios de patrimonios naturales incluidos en la Lista de Patrimonio Mundial en peligro debido a los elevados niveles de caza furtiva, como es el caso de la Reserva Selous en la República Unida de Tanzania.

El tallado del marfil en Beijing y Guangzhou ha sido reconocido por China como parte de su patrimonio cultural intangible, según el inventario nacional preparado en virtud de la Convención de la UNESCO para Salvaguardar el Patrimonio Cultural Intangible, en 2003. Claramente, este reconocimiento por parte de China del tallado de marfil en Beijing y Guangzhou no resguarda en forma alguna el tallado ni el comercio ilegal de marfil de elefante, ni en virtud de la ley nacional ni de la Convención de 2003.

-----

Recibimos con beneplácito las diferentes campañas masivas para generar conciencia actualmente vigentes en China, y también en otros sitios, con el fin de reducir el tamaño de los mercados ilegales de vida silvestre; y felicitamos a las instituciones y personalidades que las apoyan. Sin embargo, tenemos que comprender mejor y apuntar a los principales generadores de la demanda de grandes volúmenes en el mercado negro del marfil ilegal. Esto incluye concentrarse en aquellos que especulan con el marfil ilegal motivados únicamente por el fin de lucro y no por ningún valor ni asociación cultural. Creemos que estos especuladores representan solo una ínfima parte de la población y que son individuos que no reciben la influencia de las campañas masivas de concientización.

El tratamiento del tema de la demanda ilegal de marfil exige una visión práctica de lo que está ocurriendo en el mercado, de manera tal de obtener una comprensión profunda de la naturaleza exacta de esta demanda y de desarrollar iniciativas basadas en la evidencia y orientadas a acciones sobre la demanda, para llegar a las audiencias correctas con los mensajes adecuados y entonces, incrementar las posibilidades de generar el cambio en el comportamiento que deseamos. Esto es lo que nos reúne aquí en el día de hoy.

-----

China ha sido muy activa en el apoyo a la implementación de la CITES, tanto localmente como a nivel internacional. Durante los últimos años, China ha organizado una cantidad importante de talleres internacionales relacionados con la CITES, incluido el que trataba sobre la lucha contra el comercio ilegal de marfil. Además, China ha liderado el primer esfuerzo de aplicación intercontinental conocido como la Operación Cobra, en 2013 y, a esta altura el año pasado, China destruyó públicamente 6,2 toneladas de marfil confiscado.

También hemos sido testigos de la implementación del Grupo Colaborativo de Aplicación de la CITES de la Interagencia Nacional de China en 2011 para apoyar los esfuerzos coordinados de aplicación dentro de China, lo que ha conseguido un número creciente de confiscaciones, acusaciones y condenas. La imposición de penas económicas elevadas y de privación de la libertad a quienes han sido condenados por comercio ilegal de marfil de elefante ha sido publicitada masivamente y ha funcionado como un elemento disuasorio.

-----

Damas y caballeros, durante los próximos dos días escucharán a una amplia gama de disertantes sobre estos temas. Respetamos las percepciones y perspectivas diferentes sobre las causas subyacentes de la caza furtiva de elefante y los generadores principales de la demanda del marfil. Este taller está abierto a la expresión de todas las opiniones pero se concentrará en donde exista consenso.

Como punto de partida, resulta evidente que estamos experimentando una pérdida significativa del elefante africano mediante la obtención ilegal de su marfil, con una grave reducción en las poblaciones de elefantes en algunos sitios. Esto debe detenerse.

Si la especulación es, o aparenta ser, uno de los principales motivadores de la demanda para el comercio ilegal de marfil, entonces es necesaria la intervención del sector mediante una campaña bien enfocada para acabar con esta especulación ilícita.

-----

En el comienzo de un nuevo año, esperamos que los mensajes transmitidos en este taller en Hangzhou se escuchen fuerte y claro entre quienes invierten o planifican invertir en marfil de elefante obtenido en forma ilegal:

Quienes compren marfil de origen ilegal corren ahora un riesgo mucho mayor de ser arrestados, acusados y severamente sancionados por estos crímenes graves.

La tecnología forense permite actualmente identificar claramente la fecha y el origen del marfil ilegal y ofrecer la evidencia necesaria para llevar ante la justicia a quienes estén involucrados en el mercado ilegal.

La compra del marfil ilegal se ha convertido en una actividad muy riesgosa y en una inversión poco inteligente que conducirá a los involucrados, inevitablemente a un daño financiero y personal de grandes proporciones.

-----

Por último, me gustaría finalizar expresando mi agradecimiento al Gobierno de China por recibir y apoyar esta semana este evento importante e innovador, así como al Gobierno del Reino Unido por el apoyo económico. Este taller tiene por objetivo concentrar la atención necesaria en las estrategias sobre la demanda para contener el comercio ilegal de marfil y es una prueba más del compromiso de China para detenerlo.