Observaciones del Secretario General de la CITES durante el Vigésimo aniversario de la OMC – El comercio y el medio ambiente

Evento del Vigésimo aniversario de la OMC
– El comercio y el medio ambiente

20 años construyendo caminos que conduzcan al desarrollo sostenible

Observaciones de John E. Scanlon, Secretario General de la CITES

28 de abril de 2015, Ginebra

 

Embajadora Kairamo

Distinguidos invitados

Quisiera agradecer al Director General Azevêdo y nuestros colegas presentes de la Organización Mundial del Comercio (OMC)  por habernos invitado a participar en el Evento del 20o aniversario.

-----

"En los últimos 20 años no ha habido ninguna controversia de
la OMC que cuestionara directamente una medida de comercio
de la CITES" John E. Scanlon. Secretario General de la CITES.

En Rio+20 en 2012, se describió a la CITES como un acuerdo internacional situado en la intersección entre el comercio, el medio ambiente y el desarrollo. A pesar de ser una intersección peligrosa, es una descripción muy acertada de la CITES.

Un pequeño recordatorio sobre la CITES: la Convención se firmó en Washington DC en 1973 y entró en vigor en 1975. Hay 181 Estados Partes en la  Convención, con la reciente adhesión de la Unión Europea como nuevo miembro – aunque los 28 Estados miembros de la UE llevan siendo parte de la Convención desde hace algún tiempo. La CITES  regula el comercio internacional de más de 35 000 especies de fauna y flora, o plantas y animales, y les ofrece varios grados de protección a partir de criterios biológicos acordados. El objetivo de la CITES es asegurar que las especies de fauna y flora silvestres no se exploten de manera insostenible a través del comercio internacional. La CITES no aconseja o desaconseja el comercio – regula el comercio de especies incluidas en los apéndices de la CITES en los lugares donde se realiza el comercio para garantizar que éste sea legal, sostenible y rastreable. Cada año, se comunica a la Secretaría cerca de un millón de transacciones que se incluyen en nuestra Base de datos de comercio CITES, a disposición del público.

-----

La CITES se respalda en medidas de comercio para alcanzar sus objetivos. Estas medidas pueden encontrarse en el texto de la Convención así como en las Resoluciones y Decisiones adoptadas por las Partes.

En los últimos 40 años, la CITES ha coexistido de manera armoniosa con la OMC y su predecesor, Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT). En los últimos veinte años, la relación con la OMC puede describirse de manera más precisa como una relación de mutuo apoyo y la Secretaría de la CITES ha gozado  de la condición de observador en el Comité sobre el Comercio y el Medio Ambiente de la OMC desde 1997.

-----

En los últimos 20 años no ha habido ninguna controversia de la OMC que cuestionara directamente una medida de comercio de la CITES.  Sin embargo, se ha citado la CITES, como en el litigio Estados Unidos-Gamba en el que se mencionó la inclusión de las tortugas marinas en el Apéndice I de la CITES para poner en relieve que las tortugas marinas eran un “recurso natural agotable” en virtud del Artículo XX(g) del GATT.

¿Cómo lo han conseguido? ¿Cómo han logrado convivir tan bien la CITES y la OMC en los últimos veinte años? ¿Cómo han logrado ayudar a los países a manejar las fronteras entre el comercio y el medio ambiente de manera tan exitosa?

Hay distintos factores que pueden señalarse:

·         A lo largo de la redacción de la Convención en la década de 1960 se consultó con el GATT y finalmente se consiguió una Convención bien lograda y concisa – las obligaciones de las partes son claras.

·         La CITES es un acuerdo multilateral que toma decisiones multilaterales.

·         La CITES se basa en normas desarrolladas de manera abierta y transparente – y la sociedad civil participa de manera muy activa en la CITES.

·         La CITES se basa en la ciencia y cuenta con un mecanismo de cumplimiento robusto que también se utiliza para ayudar a solucionar controversias entre las Partes.

La OMC y la CITES pueden considerarse como dos regímenes abiertos y transparentes basados en normas con mecanismos robustos para la solución de controversias.

Este enfoque ha permitido que las disposiciones de comercio de la CITES se ajusten perfectamente al Artículo XX (b) y/o (g) del GATT y satisfagan los dos requisitos en el párrafo introductorio del Artículo XX.  La conexión entre los objetivos de conservación y uso sostenible de la CITES y las disposiciones de comercio es clara y mediante este proceso multilateral, abierto y transparente es muy difícil para cualquier Parte ocultar proteccionismo o arbitrariedad o discriminación injustificada entre los países.

Si una Parte intenta hacerlo, ésta deberá someterse al acoso de 181 Partes de la CITES y a una evaluación a partir de criterios claros y procesos incorporados en la Convención. La Convención preserva el derecho de la Partes a tomar medidas nacionales más estrictas. Estas medidas no entran dentro del ámbito de los procesos multilaterales previstos por la CITES. 

-----

Algunas tendencias que hemos observado a lo largo de los últimos 10-20 años:

·         Las Partes han desarrollado un proceso bastante robusto para el cumplimiento de las normas que puede acarrear sanciones. Como sanción de última instancia, permite que las Partes, por medio del Comité Permanente, hagan una recomendación de suspender el comercio y actualmente hay alrededor de treinta suspensiones de comercioen vigor.

·         Hay un número creciente de especies de madera incluidas en la CITES, que ha aumentado de unas 20 en 1975 a más de 600 hoy en día y muchas de estas especies se incluyeron por consenso en 2013 en la última reunión de la Conferencia de las Partes (CoP) de la CITES.

·         Se han tomado medidas para incluir especies marinas comercializadas en los Apéndices de la CITES, con cinco especies de tiburones comercializados que se incluyeron en los Apéndices en la última CoP en 2013.

·         Cada vez más  la delincuencia organizadatransnacional está implicada en el comercio ilegal de especies silvestres e incluso, en algunos casos, las milicias rebeldes. Estos grupos están involucrados en la caza furtiva y contrabando a escala  industrial y esta tendencia en desarrollo ha provocado que Partes de la CITES tomen medidas de peso para combatir el comercio ilegal de especies silvestres.

·         El uso de tecnología, incluso a través de la emisión de permisos electrónicos, y el uso de técnicas forenses modernas – como para conocer la edad y el origen del marfil de elefante comercializado ilegalmente-, contribuyen a una mejor rastreabilidad de los productos comercializados.

·         Cada vez hay mayor interés y participación de grupos de defensa de los derechos de los animales y defensores del bienestar de los animales en la labor de la Convención – y en este contexto señalamos las inquietudes sobre el bienestar de los animales planteadas en la disputa entre la CE y Canadá/Noruega sobre el comercio de productos de foca que se avanzó al Artículo XX (a) sobre moral pública en lugar de los apartados (b) o (g).

Estas tendencias han otorgado más obligaciones a las partes de la CITES, en especial a países en desarrollo. La CITES respondió a través de muchas iniciativas de capacitación específicas como:

·         El trabajo realizado en conjunto con la Organización Internacional de las Maderas Tropicales (OIMT) para apoyar la aplicación de la CITES en cuestiones relativas a las especies de madera tropical  incluidas en los apéndices.  Por ejemplo, apoyando a Camerún en la recolección sostenible de corteza de ciruelo africano para exportarla a países como Suiza.

·         El trabajo realizado en conjunto con la FAO sobre la aplicación de la CITES para las especies  marinas incluidas en los apéndices de la CITES. Por ejemplo, apoyando a los Estados del Caribe a garantizar  que el comercio de carne de cobo rosado (por ejemplo, con los Estados Unidos) sea sostenible y a aplicar la inclusión de tiburones en los apéndices, (cuya entrada en vigor se extendió de tres a 18 meses).

·         El trabajo realizado con socios como el Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre (ICCWC), que incluye  a  la Secretaría de la CITES, Interpol, la ONUDD y la Organización Mundial de Aduanas y el Banco Mundial, para ofrecer apoyo coordinado a los países y regiones en sus esfuerzos para combatir el comercio ilegal de especies silvestres – como el Equipo de apoyo para incidentes relacionados con las especies silvestresenviado a Madagascar, a solicitud del Presidente, para asistir en la lucha contra el comercio ilegal de palo de rosa.

·         El trabajo realizado junto con la UNCTAD, el Centro de Comercio Internacional (CCI) y el PNUD sobre  fuentes de abastecimiento sostenibles y medios de subsistencia local, con el PNUMA y otros socios en materia de legislación, al igual que muchos otros ejemplos más.

·         Para terminar, la adopción del  Acuerdo de facilitación del comercio abre nuevas posibilidades de colaboración entre la CITES y la OMC. El Acuerdo de facilitación del comercio fomenta el desarrollo de una ventanilla única e incluye referencias significativas a la capacitación.  La CITES ha desarrollado directrices para poner en práctica la emisión de permisos electrónicos – una manera más segura y en tiempo real de regular el comercio ilegal – y estas directrices se han incorporado en el modelo de datos de la Organización Mundial de Aduanas.  A su vez, este modelo se utiliza a menudo en el desarrollo de ventanillas únicas.  Existe la oportunidad de reunir a la CITES, Aduanas y los ministerios de comercio para incluir los sistemas de permisos electrónicos de la CITES en la ventanilla única y así brindar formas más seguras de facilitar y registrar el comercio legal, mejorar la capacidad de recoger datos en tiempo real de los volúmenes y la naturaleza del comercio y simplificar la detección de cualquier comercio ilegal o insostenible.

-----

Colegas, a lo largo de los últimos veinte años se ha visto cómo la CITES y la OMC operan apoyándose mutuamente. Es muy probable que esta cooperación continúe y aumente en los próximos veinte años.

Esperamos seguir con nuestra colaboración e intercambios en curso.

Gracias. 

-----------------------

Véase las fotos del evento.