Declaración del Secretario General de la CITES durante el segmento de alto nivel de la 11ª sesión del Foro de las Naciones Unidas sobre los Bosques

“La futura disposición internacional de los bosques que queremos”

Declaración de la CITES

John E. Scanlon, Secretario General, CITES

A cargo de Milena Sosa Schmidt, Funcionaria de Apoyo Científico (Flora), Secretaría de la CITES

UNFF11 – Segmento de Alto Nivel
Nueva York, Estados Unidos de América
13 - 14 de mayo de 2015

Honorable Presidente, Nelson Messone

Director de la UNFF, Manoel Sobral Filho

Estimados delegados

Amigos y colegas

Esta es la primera vez que la CITES cuenta con la oportunidad de participar de una sesión del Foro de las Naciones Unidas sobre los Bosques (UNFF) y es un placer hacerlo durante esta estratégica 11ª sesión.

-----

Estimados delegados, la CITES es un instrumento regulatorio y jurídicamente vinculante que asiste a los países en sus esfuerzos destinados a lograr la sostenibilidad en el uso de sus bosques. El documento que surge como resultado de Rio+20 reconoció la importancia del rol de la CITES como un acuerdo internacional que representa el punto de unión entre el comercio, el medio ambiente y el desarrollo, y que promueve la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad.

Hemos recorrido un largo camino desde la adopción de la CITES en Washington, D.C. en 1973 con relación a las especies de árboles, de las que entonces se incluían solamente 18 en la Convención. Hoy en día, el comercio internacional de cerca de 600 especies de árboles está controlado por la CITES, con más de 400 de estas especies que se comercializan internacionalmente por su valiosa madera o por productos forestales no relacionados con la madera. La CITES además controla el comercio de otras 28.000 especies de plantas y 6000 de animales.

-----

La asistencia a los países en la implementación de la CITES a nivel nacional ha sido una prioridad para las partes de la CITES. Durante los últimos diez años, las Secretarías de la CITES y de la OIMT han trabajado en conjunto con el fin de reforzar la capacidad de los países interesados para implementar los requisitos de la CITES en el comercio de las especies de árboles allí enumeradas, como parte integral de la administración sustentable de los bosques tropicales.

El programa de la OIMT-CITES ha resultado en beneficios tangibles en el terreno para quienes viven en regiones forestales, tanto en los casos de especies individuales como de ecosistemas completos. Hasta el momento, este programa ha apoyado cerca de 80 actividades en 15 países de América Latina, África y Asia. Esto ha incluido la ayuda a países para que logren la sustentabilidad con la cosecha y la exportación de la caoba de Perú, el cerezo africano de Camerún y el meranti y la madera de agar de Indonesia y Malasia.

Este programa en conjunto entre la OIMT-CITES ha demostrado la efectividad de las enumeraciones de la CITES con relación a la sustentabilidad y que es posible la cooperación pragmática entre los gobiernos, los acuerdos internacionales y la industria. Es un excelente ejemplo de cómo la CITES ha logrado un estrecho nivel de cooperación con el sector privado, especialmente en África con la exportación de la corteza del cerezo africano, para garantizar la sustentabilidad de estas especies en beneficio de las personas y de la vida silvestre.

-----

El tráfico de vida silvestre no se relaciona con el contrabando para subsistencia local. En la actualidad, el comercio ilegal de plantas y animales ocurre a escala industrial, mediante redes criminales transnacionales coordinadas y bien organizadas que privan a los Estados de sus ingresos y a las comunidades locales de oportunidades de desarrollo sustentables legítimas. Exige una respuesta internacional más coordinada y a mayor escala, y los países necesitan ayuda. La regulación de la CITES es ayudar a los países a garantizar mejor el comercio legal y también ofrece apoyo para combatir el comercio ilegal altamente destructivo, a través de un consorcio colaborativo denominado ICWCC que reúne a la Secretaría de la CITES, INTERPOL, la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito, el Banco Mundial y la Organización Mundial de Aduanas.

-----

Todas estas actividades están interconectadas y son vitales para lograr un comercio sustentable, legal y trazable para las especies incluidas en la CITES. Durante los últimos años, la comunidad internacional ha decidido utilizar positivamente a la CITES como un acuerdo pragmático y efectivo para ayudar a los países a recorrer el camino de la administración sustentable de sus bosques, incorporando cada vez más especies de árboles en las enumeraciones de la CITES.

Este año, la Asamblea General de las Naciones Unidas considerará los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La eficiente implementación de la CITES realizará una aporte importante para conseguir muchos de ellos. La CITES contribuirá, en particular, a garantizar el uso sostenible de los bosques y una administración de bosques sustentable, según se detalla en el Objetivo 15 y las metas 15.1 y 15.2. La CITES también cumplirá un rol fundamental para lograr la meta 15.7 que intenta finalizar con el contrabando y el tráfico de vida silvestre protegida. 

-----

Estimados delegados, necesitaremos de un esfuerzo colectivo, sostenido y multifacético, a todos los niveles para garantizar el futuro sostenible de nuestros bosques, donde puedan coexistir las personas y la vida silvestre en armonía, y la CITES continuará con su función en este emprendimiento colectivo.

Como lo ha enfatizado el Vicesecretario General durante su participación en este Foro, llegó el momento de tomar a los bosques seriamente.

 

Muchas gracias