Mensaje de la Secretaria General de la CITES, Ivonne Higuero, por el Día Internacional de la Diversidad Biológica, 22 de mayo de 2020

Los valores de un planeta con una rica diversidad biológica son numerosos e inmensos y hoy, en el Día Internacional de la Diversidad Biológica, deberíamos detenernos a reflexionar sobre esos valores y reconocerlos plenamente.

“Nuestras soluciones están en la naturaleza”, el tema del Día Internacional de la Diversidad Biológica este año, es un mensaje simple, pero aun así sumamente oportuno. Actúa como un recordatorio esencial de que, aunque podamos creer que hemos logrado un dominio completo de nuestro ambiente natural, nuestra supervivencia y bienestar continúan dependiendo por entero de la riqueza, vasta pero no ilimitada, de nuestra biosfera.

Este mensaje también plantea una importante advertencia: ignorar las necesidades de la naturaleza no deja de tener consecuencias para el planeta, la gente y la prosperidad.

El año pasado, el Informe de la evaluación mundial de la Plataforma Intergubernamental Científico normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES) arrojó luz sobre la gravedad e intensidad de la crisis de pérdida de biodiversidad que enfrenta nuestro planeta: un millón de especies en riesgo de desaparición y una posible serie de extinciones cada vez más rápidas que podría alterar de manera irreversible la vida en la Tierra. En el informe, también se señaló que la humanidad juega un importante papel en la amplificación de esta crisis: actividades económicas no sostenibles, destrucción de hábitats y sobreexplotación de especies y ecosistemas esenciales en todo el mundo.

Estos análisis demuestran su validez a medida que continuamos presenciando fenómenos climáticos anormales en ecosistemas debilitados, desatendidos o sobreexplotados. Siguen siendo válidos hoy en día, en que luchamos por superar una pandemia que se ha vinculado en gran medida con cambios en el uso de la tierra, mayor invasión de los seres humanos en los hábitats de las especies silvestres, incluso como resultado de su comercio ilegal, e interacciones peligrosas con la fauna y la flora silvestres. La naturaleza ofrece una de las soluciones para ayudar a disminuir el riesgo de otra costosa pandemia en términos de vidas humanas y pérdidas económicas: debemos cuidar la naturaleza para que la naturaleza pueda cuidar de nosotros.

No perdamos la esperanza. Aún hay tiempo de escuchar los llamados urgentes de la naturaleza. Aún hay tiempo para orientar nuestro trabajo a imaginar y poner en práctica políticas audaces y transformadoras destinadas a detener la pérdida de biodiversidad y allanar el camino hacia un futuro sostenible.

Las Partes en la CITES se esfuerzan por poner en práctica un marco mundial con el fin de garantizar que el comercio internacional de valiosas especies de animales y plantas pueda ofrecer beneficios a sus economías y ciudadanos y brindar a quienes viven más cerca de la naturaleza un incentivo para conservarlas, sin poner en peligro la supervivencia de estas especies silvestres o comprometer los ecosistemas que estas integran.

Resulta esencial seguir aplicando y haciendo cumplir esos marcos, ya sean de la CITES, el CDB y otras importantes convenciones y tratados relacionados con la biodiversidad, a fin de sanar nuestra relación con la naturaleza y lograr que sea sostenible, en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, especialmente los Objetivos 1 (Fin de la pobreza), 12 (Consumo y producción responsables), 13 (Acción por el clima), 14 (Vida submarina) y 15 (Vida de ecosistemas terrestres).

Estamos decididos a prestar apoyo y contribuir a iniciativas para ofrecer información a los gobiernos, las organizaciones internacionales, la sociedad civil y a todos los interesados directos con miras a fundamentar la toma de decisiones en favor de la conservación de la biodiversidad de nuestro mundo. Nos unimos al llamamiento a que todos trabajemos con la finalidad de garantizar que las generaciones futuras puedan seguir disfrutando y obteniendo beneficios sostenibles de la rica y vigorosa diversidad biológica del planeta.

Todos los integrantes de la Secretaría CITES les deseamos un feliz Día Internacional de la Diversidad Biológica.